Empresas

Facua constata comisiones casi once veces más elevadas entre unas entidades y otras

Facua-Consumidores en Acción ha constatado diferencias de hasta el 986% en las comisiones de 16 bancos, de forma que resultan casi hasta 11 veces más elevadas entre unas entidades y otras.

Así lo señala Facua en el último número de su revista, Consumerismo, en las que sitúa como las comisiones más elevadas las aplicadas por entidades como Barclays, Santander, Unicaja y “La Caixa”. El usuario tipo establecido en el estudio abona al año una media de 168,73 euros si no tiene domiciliada la nómina, prestación por desempleo o pensión. Las comisiones se disparan hasta los 271,41 euros si es cliente de Barclays y los 248,40 euros en el caso del Santander, seguidos de los 242,40 euros de Unicaja y los 239,90 euros de La Caixa. En el otro extremo, se sitúan ING Direct, donde el perfil del análisis abona 25 euros, y Triodos Bank, con 30 euros. Así, las diferencias alcanzan hasta el 986%.

El perfil del análisis de Facua para la realización del estudio es el de un consumidor que cada mes paga seis recibos mediante domiciliación bancaria, realiza siete pagos con tarjeta de débito y al menos uno a crédito, efectúa cada año dos transferencias y dos ingresos de cheques, abona un total anual de dos recibos no domiciliados, se queda en descubierto en dos ocasiones y una de ellas el banco le notifica la situación de ‘números rojos’.

COMISIONES E INGRESOS A TERCEROS

Todos los bancos analizados dejan de cobrar la mayoría de comisiones si el usuario tiene domiciliada la nómina, prestación por desempleo o pensión siempre que éstas alcancen una determinada cantidad. La mayoría de las entidades también requieren para eliminar las comisiones que el usuario cuente con tarjetas con un mínimo de operaciones al año y la domiciliación de recibos.

De igual forma, para eliminar la gran mayoría de comisiones, los bancos exigen ingresos mensuales mínimos que llegan hasta los 5.000 euros en el caso de Barclays y los 1.000 euros en el de Bankinter. La nómina o pensión mínima que se exige de forma más habitual son los 600 euros que piden Abanca, BBVA, La Caixa, Cajasur Banco, Deutsche Bank, Mare Nostrum, Popular, Santander y Unicaja.

Sólo dos entidades, ING Direct y Triodos Bank, no cobran comisiones de mantenimiento y administración independientemente de que el usuario tenga la nómina domiciliada o no.

En cuanto a las tarjetas básicas, casi todas las entidades dejan de cobrar cuota de mantenimiento anual en las de débito si el usuario tiene domiciliada la nómina; mientras que en el caso de las de crédito, casi la mitad de bancos siguen cobrando una comisión por ella aunque el cliente domicilie ingresos regulares mensuales.

Asimismo, casi todos los bancos cobran una comisión por ingresar dinero en efectivo en una cuenta de una tercera persona por ventanilla si el usuario no es cliente de la entidad. Cajasur y Kutxabank son los que aplican la cuantía más alta: nada menos que 4 euros. Abanca, Barclays, Santander y Unicaja cobran tres euros por este concepto, seguida de los 2 euros que aplican Bankinter, La Caixa y Sabadell. La mayoría de las entidades analizadas argumenta que debe cobrar porque tiene que indicar el nombre o el concepto y eso representa un justificante “especial o adicional”.

MANTENIMIENTO

Respecto al mantenimiento, el importe medio anual por mantenimiento en una cuenta donde el usuario no tiene ingresos regulares domiciliados es de 44,63 euros, siendo el cobro mayor el de Barclays, que alcanza los 72 euros, seguida de los 60 que cobran Kutxabank, Popular, Sabadell, Santander y Unicaja.

Un total de 11 de las 16 entidades analizadas cobran una comisión por cada movimiento realizado en cuenta si el titular no dispone de nómina, prestación por desempleo o pensión domiciliada. El coste más caro por esta gestión es de 0,60 euros y lo aplican Barclays, BBVA, La Caixa, Sabadell, Santander y Unicaja. Se trata de una cantidad fija por cada apunte generado: cada vez que se paga con tarjeta de débito o crédito, se carga un recibo domiciliado, se realiza una transferencia o se ingresa un cheque, entre otras gestiones.

La organización recordó que el sector bancario fue en 2013 el segundo más denunciado por los consumidores, teniendo por delante tan sólo al de las telecomunciaciones. La banca generó el 27,3% de las reclamaciones de los usuarios en la organización, 11 puntos por encima del año anterior (16,5%) y más del triple que en 2011 (7,8%). En este sector destacan las denuncias por comisiones cobradas irregularmente y la aplicación de cláusulas abusivas en contratos de préstamos al consumo o hipotecarios.

SERVIMEDIA