Sectores

Facua denuncia a las cinco grandes eléctricas por “irregularidades”

Facua-Consumidores en Acción ha presentado una “batería de denuncias” contra las cinco principales distribuidoras eléctricas que operan en España por irregularidades en las tarifas aplicadas en el alquiler de los nuevos contadores y reclama la devolución de “decenas de millones” cobrados “de más” a los usuarios. En concreto, las empresas denunciadas son Iberdrola Distribución Eléctrica, Endesa Distribución, Unión Fenosa Distribución (Gas Natural Fenosa), Hidrocantábrico Distribución (EDP HC Energía) y E.On Distribución. Las denuncias han sido presentadas en la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) y las autoridades de protección al consumidor de las 17 comunidades autónomas.

La asociación reclama a las autoridades competentes que impongan a las eléctricas la devolución de “decenas de millones de euros” cobrados de más a los usuarios al aplicarles tarifas que la normativa limita a equipos de medida integrados en un sistema de telegestión. Las compañías están cobrando a los usuarios por el alquiler de los nuevos contadores una cuota mensual de 0,9801 euros (0,81 más IVA) euros que según la normativa “sólo puede aplicarse si los equipos ofrecen unas prestaciones de las que en la actualidad carecen”, explicó Facua. La cuota es un 50% más elevada que la establecida para las instalaciones que carezcan de dichas prestaciones, 0,6534 euros (0,54 más IVA).

3,92 EUROS AL AÑO

Para finales de este año el Ministerio de Industria prevé que habrá ya 9,5 millones de nuevos contadores instalados, el 35% del total, por lo que la organización de consumidores advirtió de que las eléctricas podrían llegar a facturar “ilegalmente” a los usuarios 37,24 millones de euros anuales. “Cada usuario afectado paga anualmente 3,92 euros de más (0,3267 euros al mes) por el alquiler de contadores inteligentes que no lo son en absoluto”, precisó Facua.

La legislación del sector eléctrico obliga al sector a sustituir todos los contadores con potencia contratada de hasta 15 kilovatios (kW) por equipos que “deberán estar integrados en un sistema de telegestión y telemedida implantado por el encargado de la lectura correspondiente”. De esta forma, Facua advierte de que los millones de contadores que se han sustituido hasta la fecha no cumplen los requisitos obligatorios de integración en el sistema”.

Estos deben permitir a los consumidores funcionalidades como la discriminación horaria, la lectura remota y la disponibilidad de información referente a su consumo que “les facilitarían adoptar medidas para un gasto más eficiente y derivarían en una reducción de sus facturas”.

CLÁUSULA ABUSIVA

Sin embargo, según la OCU las eléctricas están facturando a los usuarios la tarifa por el alquiler de los nuevos contadores que, según la normativa sólo puede aplicarse si cumplen los requisitos de integración en el sistema de telegestión y telemedida. Con ello, Facua denunció que en los hogares donde se han instalado los nuevos equipos de medida, los usuarios están sufriendo un “trato discriminatorio” con respecto a los que siguen contando con los antiguos, al pagar una tarifa “muy superior” sin que ello implique el acceso a servicios adicionales.

Al cobrar un alquiler más caro por los nuevos equipos instalados pese a no estar integrados en el sistema por parte de las distribuidoras, la organización considera que las eléctricas incurren en una “cláusula abusiva”.

(Fuente: Servimedia)