Nacional Noticias Política

Facua pide medidas para abaratar el “infladísimo recibo eléctrico”

Facua-Consumidores en Acción denunció este miércoles que el pasado ejercicio los españoles soportaron tres de las cinco facturas de luz más caras de la historia, por lo que exigió el desarrollo de “medidas de calado” para abaratar el “infladísimo recibo eléctrico” y “frenar el oligopolio energético”.

La organización señaló, a través de un comunicado, que durante el año 2018 el recibo del usuario medio llegó a oscilar en un 20,3%, desde los 69,46 euros de marzo hasta los 83,55 de septiembre, que concluyó con la factura más cara del año para este perfil de usuario, que, según el estudio de Facua, consume 366 kWh mensuales y tiene una potencia contratada de 4,4 kW.

Le siguieron las facturas de agosto, con 80,73 euros; octubre, con 80,66 euros, y diciembre, que fue el cuarto mes de 2018 con el recibo del usuario medio con la tarifa semirregulada (PVPC) por encima de los 80 euros (en concreto, 80,11 euros), según el último estudio de Facua, que también apunta cómo, tras dos meses de bajadas, la factura eléctrica subió un 0,6% el último mes del año.

Los análisis de Facua ponen de manifiesto que el recibo más elevado a nivel histórico fue el del primer trimestre de 2012, cuando se situó en 88,66 euros para el usuario medio tras la corrección de la tarifa fijada por el Gobierno por una sentencia del Tribunal Supremo. A ella le siguieron los 87,81 euros de enero de 2017 y los 83,55 euros de septiembre de 2018. La cuarta factura más elevada representó 81,18 euros, correspondiente a las tarifas de julio de 2015, y la quinta 80,73 euros, de agosto de 2018.

REIVINDICACIONES

Ante este escenario, a juicio de la organización las “escasas actuaciones” del Ejecutivo de Pedro Sánchez “no han producido una bajada significativa en un infladísimo recibo al que cientos de miles de familias ni siquiera pueden hacer frente”.

Facua trasladó en septiembre al Gobierno un documento con sus reivindicaciones para reducir la factura eléctrica de las familias españolas, que se centran en la demanda de bajada del IVA de la electricidad.

Bajarlo al 4% ahorraría al usuario medio casi 130 euros anuales, según pone de manifiesto un análisis realizado por la asociación tomando como referencia las tarifas de los 12 meses comprendidos entre septiembre de 2017 y agosto de 2018 con la aplicación de los impuestos indirectos vigentes en la actualidad y la bajada de casi 18 puntos porcentuales que representaría la aplicación del IVA superreducido.

No obstante, la principal medida que propone Facua es la creación de una tarifa regulada para todas las familias que no superen los 10 kW de potencia contratada y determinados límites de consumo. “Los desproporcionados precios de la luz, la ausencia de competencia en el sector y la situación económica de las familias españolas justifican el establecimiento de una tarifa fijada por el Gobierno para proteger a los consumidores”, puntualiza la asociación.

Tras considerar el bono social del Gobierno de Mariano Rajoy un “fracaso aún mayor que el que se aprobó durante la etapa socialista de Zapatero”, Facua agrega que los “leves cambios introducidos por el Ejecutivo de Pedro Sánchez siguen sin garantizar descuentos significativos y mantienen unos niveles de renta excesivamente bajos para acceder a él”.