Economía

Falsa alarma: se enfrían las expectativas sobre el acuerdo en Grecia

La euforia que se despertó ayer ante la posibilidad de que Grecia llegase a un acuerdo con sus acreedores se ha disipado hoy. Tras una reunión celebrada en Bruselas entre todas las partes, los técnicos del FMI han afirmado que todavía existen muchas diferencias.

Aun así, la inercia del optimismo que dio comienzo ayer ha servido para que las bolsas europeas hayan vuelto a presentar ganancias en la sesión: DAX alemán +0,6 por ciento y CAC francés +0,7 por ciento. Se ha disparado la bolsa de Grecia, en la que su índice de referencia ASE se ha disparado por encima del 8 por ciento.

En España, el Ibex ha vivido una jornada de ida y vuelta, llegando a recuperar los 11.200 puntos en algunos momentos. Al final, la subida se ha limitado al +0,53 por ciento que le dejan en los 11.156 puntos.

Dentro del selectivo han rebotado con fuerza BME (que abandonará el Ibex el próximo día 22) y Amadeus, que han repuntado un +4,4 por ciento y un +3,2 por ciento respectivamente. Por su parte, OHL ha vuelto a ser la peor tras caer un -3 por ciento. Le han seguido FCC (-2,7 por ciento) y Arcelormittal (-2,5 por ciento).

El desánimo en torno a Grecia se ha dejado notar en el resto de mercados, como el de divisas, donde el eurodólar ha bajado y se acerca otra vez al 1,12. En el de deuda, la prima de riesgo se ha mantenido en 122 pbs después de que haya caído la rentabilidad tanto del bono alemán (tir 0,88 por ciento) como del español (tir 2,10 por ciento).

La subasta de bonos que ha celebrado hoy el Tesoro la podríamos resumir en dos aspectos: hemos tenido que ofrecer mayores rentabilidades que otras veces, pero la demanda ha sido superior. Como era de esperar, la caída de las últimas semanas en el precio de los bonos (y por tanto aumento de la rentabilidad) ha provocado que el estado se tenga financiar a un coste más elevado.

En Wall Street, los principales índices han comenzado la sesión continuando las caídas registradas ayer. Dow Jones y S&P suben cerca del +0,2 por ciento.

De la agenda macroeconómica lo más relevante han sido las cifras de ventas minoristas de mayo. Los buenos datos publicados auguran un aumento del consumo en este segundo trimestre. Las ventas minoristas adelantadas han cumplido con el guión tras aumentar un 1,2 por ciento respecto a abril.

Las ventas minoristas ex auto (que excluyen el transporte de su cálculo) y ex auto&gas (que además de éste, tampoco considera los combustibles), mejoran más de lo esperado hasta +1 por ciento y +0,7 por ciento en comparación con lo augurado por el mercado de 0,5 por ciento y 0,8 por ciento respectivamente.