Destacado Empresas

FCC disminuye su deuda pero aumenta sus pérdidas en 2016

El resultado bruto de explotación (EBITDA) del Grupo FCC ha alcanzado los 833,7 millones de euros al cierre del año 2016, lo que supone un aumento del 2,3% respecto al ejercicio anterior, debido a la destacada reducción de los gastos de estructura y administración en el conjunto del Grupo. El margen operativo se elevó al 14,0% frente al 12,6% obtenido en 2015, gracias al logro de sinergias y a las medidas para aumentar la productividad.

A cierre del año, las áreas de Servicios Medioambientales y Gestión Integral del Agua suponen un 80,4% del resultado bruto de explotación del Grupo, mientras que un 19,6% proviene de las actividades cíclicas, vinculadas a la demanda de construcción de infraestructuras y edificación.

Otro de los aspectos destacados del ejercicio 2016, es la reducción de la deuda financiera neta. Al cierre de 2016 el endeudamiento del Grupo de Servicios Ciudadanos se situaba en 3.595,8 millones de euros, lo que representa una reducción del 34,3% respecto al año anterior.

El importe neto de la cifra de negocios de FCC cedió un 8,1% en el año 2016 hasta situarse en 5.951,6 millones de euros, debido principalmente a la continuada caída de la demanda del área de Construcción en España, por la contracción que se mantiene en la demanda de inversión en obra pública.

La cartera de ingresos a cierre del ejercicio se eleva hasta 30.589,9 millones de euros, con un 85,4% del total concentrado en agua y gestión de residuos, lo que garantiza un alto grado de visibilidad y fortaleza a las perspectivas del conjunto del Grupo de Servicios Ciudadanos.

El beneficio atribuido a la sociedad dominante es de -165,2 millones de euros frente a la pérdida de -46,3 millones de euros del ejercicio anterior. El diferencial registrado entre ambos años corresponde, en gran medida, al deterioro practicado en el mes de septiembre de 2016 en el fondo de comercio del área de Cemento por 299,9 millones de euros y el resultado derivado del proceso de desvinculaciones. De no haber tenido ambos efectos, el resultado hubiese sido de beneficio por 149,8 millones de euros. De hecho, desde abril de 2016 ha tenido todos los meses una positiva utilidad neta recurrente.

A 31 de diciembre, las inversiones han ascendido a 448,6 millones de euros, frente a los 431,9 millones de euros del ejercicio anterior, con una subida del 3,9%.