Sectores

Fedetaxi defenderá al sector en los tribunales

Desde la organización recuerdan que el del taxi es un servicio de transporte público universal

Fedetaxi, organización representativa de los taxistas en España, dará respuesta ante el Tribunal Supremo –personándose- a la demanda presentada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que busca derogar el reglamento de transportes que el Gobierno aprobó el pasado 20 de noviembre.

“Fedetaxi dará respuesta donde haya lugar a la campaña que la CNMC está llevando a cabo para abrir las puertas del mercado del transporte público de viajeros en vehículos turismos a las denominadas empresas y lobbies de la falsa economía colaborativa”, aseguraba el presidente de la federación, Miguel Ángel Leal.

Con esto, desde el servicio público de transportes han corroborado que “la CNMC se ha convertido en el ariete de los lobbies y multinacionales de falsa economía colaborativa para  ayudarles a repartirse el sector”.

Desde Fedetaxi consideran como un acto “muy grave” que el organismo el organismo presidido por Marín Quemada está haciendo caso omiso a lo dispuesto en el Real Decreto 1057/2015, refrendado por un informe del Consejo de Estado.

Por otro  lado, recuerdan a Competencia que la directiva europea, relativa a los servicios en el mercado interior –cuyo objetivo principal era la liberalización de actividades económicas- excluyó expresamente de su ámbito de aplicación los servicios en el marco del transporte.

Servicio público

En este sentido, recalcan desde la propia organización que el servicio del taxi no se trata de un monopolio, sino de un servicio público, municipal y universal que sustenta a más de 100.000 familias en todo el país y que genera en torno a 4.000 millones de euros anuales de facturación –de los cuales la mitad van a parar a las arcas públicas-.

“Lo que la CNMC pretende es una expropiación sin justiprecio y un atentado a la supervivencia económica de 100.000 familias trabajadoras de este país”, apostillaba Leal sobre esta cuestión. Además, se advierte que quieren hacer desaparecer una estructura de aproximadamente 66.000 autónomos que generan riqueza para el Estado, por otro en el que unos pocos operadores fijarán los precios y las condiciones de trabajo.

Los peligros de la economía sumergida y el trabajo precario asoman bajo el paraguas de estas nuevas plataformas de ‘economía colaborativa’, afirman desde Fedetaxi. Un riesgo que quieren evitar, por lo que piensan ‘luchar’ hasta el último momento.

Diario Financiero