Empresas

Fomento anuncia que Renfe comprará 40 nuevos trenes hasta 2018

Ana PastorLa ministra de Fomento, Ana Pastor, ha anunciado que Renfe ha planificado la compra de cuarenta nuevos trenes en los próximos cuatro años, hasta 2018, según informó el Departamento. La compañía ferroviaria encargará treinta nuevos trenes de Alta Velocidad (AVE) y otros diez de ancho variable, una inversión que la titular de Fomento enmarca en el objetivo de su Departamento de “mejorar la movilidad de los ciudadanos“.

“Es un esfuerzo que hacemos desde Renfe para que los ciudadanos se puedan mover mejor, de forma segura y en un tiempo más corto“, destacó Pastor, que asistió en Berlín a la sesión inaugural de la feria internacional del transporte ferroviario InnoTrans. Según detalló, Renfe está ya redactando los pliegos de los concursos públicos por los que encargará los nuevos pedidos.

Con estos nuevos trenes Renfe prevé dotarse de un parque de vehículos suficiente para poder explotar las nuevas conexiones AVE que está previsto entren en servicio en los próximos años. Adif anunció la pasada semana que durante 2015 pondrá en explotación 1.000 nuevos kilómetros de Alta Velocidad, con los que el AVE llegará a Zamora, Burgos, León y Palencia, así como a Cádiz y Murcia.

En su intervención en InnoTrans, Pastor destacó que España es ya actualmente el segundo país del mundo por kilómetros de Alta Velocidad (AVE) por detrás de China, con una red de algo más de 3.000 kilómetros.

“Y estamos trabajando para que en 2018 tengamos un tren de altas prestaciones, del siglo XXI, que llegue a muchos más lugares de España”, añadió.

Primeras compras desde 2007

Se trata de la primera adquisición de trenes que Renfe pondrá en marcha desde 2007, ejercicio previo a la crisis. En ese año, la compañía suspendió el último de los pedidos que realizó, el de la compra de trenes para el AVE a Francia. En vez de adquirirlos, la operadora resolvió remodelar varias unidades de su entonces parque de trenes.

Renfe anuncia así nuevas inversiones en trenes mientras el Gobierno ultima la apertura a la competencia del transporte ferroviario de viajeros y la consiguiente entrada de operadores privados.