Destacado Economía

Francisco González pide que la regulación no se centre sólo en los bancos sino en toda la actividad bancaria

El presidente de BBVA, Francisco González, afirma que la regulación financiera en el mundo de Internet “no se puede centrar exclusivamente en los bancos, sino en la actividad bancaria”, en referencia a que debe afectar también a las grandes empresas tecnológicas que ofrecen servicios similares.

Así lo señala el máximo responsable de BBVA en un artículo publicado en la web del evento ‘Singapore Summit’, que analiza el papel de Asia como motor de crecimiento mundial, en el que ha participado este fin de semana.

González apunta que la adopción de las tecnologías exponenciales ha creado un nuevo terreno de juego “donde las entidades tradicionales afrontan la presión de las ‘startups’ y de las enormes plataformas, los gigantes de internet”.

El presidente de BBVA afirma que, a diferencia de las grandes tecnológicas, “la banca está acostumbrada a cumplir y funcionar en un sector altamente regulado”.

Sin embargo, puntualiza que “la regulación no se puede centrar exclusivamente en los bancos, sino en la actividad bancaria. Esto es crucial no solo para garantizar la igualdad de condiciones, sino también para fortalecer la estabilidad financiera” y que los beneficios y los riesgos de la revolución digital se distribuyan de manera uniforme, según el responsable de la entidad.

“IMPORTANTES AVANCES”

González considera que, incluso en igualdad de condiciones, no se debe considerar que la banca es incapaz de competir en el mundo online, ya que algunas entidades pueden tener éxito en adquirir las capacidades para mejorar la experiencia de cliente considerablemente y al mismo tiempo reforzar su papel como asesores de confianza.

En el caso particular de BBVA, explica que la entidad está ofreciendo soluciones gracias al uso de los datos y la inteligencia artificial, y “estamos actualmente en la etapa de despliegue de nuestro plan y ya hemos empezado a cosechar los frutos de nuestro trabajo”.

“Se puede decir que todavía no estamos a la par con los gigantes de internet en este ámbito. Pero estamos logrando importantes avances”, destaca.

Este ejercicio, añade, “nos ha permitido darnos cuenta de que algunas fortalezas de la banca – seguridad, privacidad y cumplimiento- son cada vez más importantes y difíciles de replicar por parte de nuestros competidores” y estos casos deben servir de “llamada de atención” para trabajar de manera global con principios comunes.