Economía Empresas PYMES

Frenazo en la contratación indefinida desde la extinción de la tarifa plana

A pesar del avance interanual, entre marzo y mayo, se produjo un retroceso de más de 8 puntos porcentuales

Crece la contratación indefinida si, pero menos. El fin de la Tarifa Plana podría estar haciendo mella en las nuevas incorporaciones al mercado laboral. En el análisis de los datos llama la atención que si durante los tres primeros meses del año el número de contrataciones indefinidas creció a ritmos de 22,24 por ciento en enero, 22,98 por ciento en febrero y 27,15 por ciento en marzo, el pasado mes de abril se produjo un frenazo en esta tendencia alcista y las contrataciones indefinidas se redujeron hasta un mínimo del 0,68 por ciento, lo que en términos absolutos suponen, tan sólo, 838 contrataciones.

Aunque con menor intensidad el parón continúa en el mes de mayo. Según el informe sobre los Datos del paro registradopresentados esta misma mañana por el ministerio de Empleo, durante el mes pasado tuvo lugar un ligero repunte del 7,48 por ciento (124.605 nuevos contratos indefinidos). Sin embargo la lectura de los datos pone de manifiesto que los 500 euros exentos de cotización por contrataciones indefinidas -anunciada por el presidente del Gobierno Mariano Rajoy en febrero y en vigor desde el 01 de abril- no terminan de convencer ni a las empresas ni a los autónomos que quieren emplear.

Desde la Ata (Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos) ya advirtieron en su día de las consecuencias del paso de la Tarifa Plana a ‘los 500 euros de Rajoy’. Así lo ha explicado la vicepresidenta de Ata, Celia Ferrero, en el programa Pulso Empresarial de Gestiona Radio, quien afirmaba que el frenazo “es lógico” ya que ésta se empleaba en muchas ocasiones “para contratar de forma indefinida a las personas con salarios más altos”. Además las “variables y proporcionalidades” de medidas como el mínimo exento de bonificación hacen que muchos autónomos y pequeños empresarios “ni siquiera las entiendan y prefieren algo que sea mucho más sencillo que les permita saber exactamente lo que van a pagar”. En este punto desde Ata piden al Ejecutivo que “valore la certidumbre”, ya que medidas “más justas” como es ésta cuyo objetivo es favorecer la contratación indefinida de personas con salarios más bajos, pierden su efectividad.

Crecen temporalidad y prácticas

A pesar de este retroceso, lo cierto es que en términos interanuales la contratación indefinida continúa creciendo a un ritmo del 15,44 por ciento. En lo que llevamos de año y en términos absolutos se han generado 84.668 contrataciones indefinidas más que en 2.014, elevando el total hasta los 632.875 trabajadores empleados bajo esta modalidad. Un dato que se completa con el avance del 9,5 por ciento (6.150) de aquellos que se formalizaron a tiempo completo.

La contratación temporal completa el incremento en la contratación. El mes de mayo cerró con un total de 1.573.293 nuevos contratos, lo que supone un 11,52 por ciento más que hace un año. De éstos 1.448.688 están suscritos bajo la cláusula de la temporalidad, un 11,15 por ciento más en términos interanuales. No obstante, cabe destacar que en la comparativa con el mes de abril se firmaron un 4,28 por ciento menos de contratos temporales.

Con respecto a los contratos formativos, el pasado mes cerró con un total de 19.620 de los que 5.636 se corresponden con contrataciones en prácticas, lo que significa un 43,08 por ciento más que hace un año, mientras que los de formación se redujeron un -0,82 por ciento, situando el total en los 13.984.