Empresas

Garamendi siente “vergüenza” por las corruptelas en las patronales empresariales

El presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), Antonio Garamendi, dijo este martes sentir “vergüenza” por los casos de corrupción en las patronales empresariales.

“Sinceramente sí”, reconoció Garamendi al ser preguntado en una entrevista en ‘Los Desayunos’ de TVE, recogida por Servimedia, por si siente vergüenza por casos de corrupción como el del expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, o el del expresidente de Cepyme y número dos de la CEOE, Jesús Terciado.

Garamendi indicó que la Comisión de Régimen Interno de Cepyme bajo su presidencia tardó “muy poquito” en pedir a Terciado que fuese “generoso” y abandonase la organización, ya que “tenemos que dar ejemplo, sobre todo los que estamos en primera fila representando a la clase empresarial”.

No obstante, aclaró que “cada vez que alguien va a delinquir monta una empresa y al día siguiente le llaman empresario”, por lo que reivindicó a los empresarios españoles, “la mayoría, la gente normal que tiene desde un bar a un taller” y tiene “las uñas manchadas de grasa”.

“A veces sólo nos fijamos en empresario tirante y puro”, apuntó Garamendi, quien hizo hincapié en que la “base” del más de un millón de empresarios y más de dos millones de autónomos es “la otra”, la que “tiene cara y ojos, no está en el IBEX y vemos en la calle”.

Asimismo, sobre la mejora de la economía española, Garamendi sostuvo que “los deberes se han hecho y se están haciendo”, lo que es “de agradecer”, si bien consideró que “la clase media ha sufrido muchísimo”.

En esta línea, apuntó que fluye en mayor medida el crédito pero “debería fluir un poco más”, situación similar a la del consumo, de forma que “estamos en posición de pensar ilusionados que vamos para arriba, pero estamos un poco renqueantes”.

De igual forma, se refirió al “drama” del paro, que por una parte llega a ser estructural en el caso de la gente sin formación “para este nuevo mundo”, por lo que recalcó la importancia de la formación de trabajadores “con más empleabilidad”. Precisamente sobre el asunto de la formación, Garamendi defendió que las organizaciones empresariales “son las que saben y conocen cuáles son los cursos que necesitan” los trabajadores. “Planteamos que haya todos los controles del mundo: Corrupción cero, tolerancia cero”, apostilló.

MODERACIÓN SALARIAL

Preguntado por el posible aumento salarial, sostuvo que la moderación de los sueldos “ha sido una pieza clave” y un “punto importante” de la competividad de las empresas, especialmente de las industriales.

“En este momento todavía estamos en un punto de moderación salarial”, afirmó, si bien matizó que “se está hablando” y “los expertos de nuestras casas están sentados en la mesa, lo están planteando”.

“En principio yo creo que la tendencia es ir hacia esa moderación salarial, pero ojalá tengamos capacidad de ver otras cosas”, agregó.

Por otra parte, el presidente de la patronal de las pymes abogó por contribuir a la “empleabilidad” de los trabajadores y ayudar a la creación de empresas al tiempo que criticó las “trabas administrativas” que hacen que “la gente tire para atrás” en sus proyectos.

“En el mundo de la empresa, en la pequeña, cada vez que un político tiene una ocurrencia sale en el BOE una norma, si las vas apilando no caben ni en la Biblioteca Nacional”, censuró Garamendi, aunque valoró que “se ha avanzado mucho”, por ejemplo, con la ley de pymes. “Creo que hay voluntad, los poderes públicos se dan cuenta de que es una necesidad”, añadió.

Por último, el nuevo presidente de Cepyme se postuló a favor de los sondeos petrolíferos frente a las costas Canarias ante la “brutal” dependencia energética de España, que resta “competitividad” a las empresas españolas

A este respecto indicó que en Estados Unidos el ‘fracking’ ha supuesto que el precio del gas sea un tercio en comparación con el de Europa, algo “brutal”, por lo que respaldó los sondeos para averiguar si hay petróleo y luego tomar una decisión.

 

SERVIMEDIA