Empresas

García (Gowex) en el mail a sus empleados: “Os exculparé de todo, no faltaba más”

El expresidente de Gowex, Jenaro García, ha querido despedirse de sus empleados y ha enviado un correo en el que los pide perdón por el “daño irreparable” que ha causado a la compañía, les exculpa de toda responsabilidad y pone sus acciones a disposición del consejo de administración.

“Estoy seguro de que habéis quedado altamente decepcionados con mi comportamiento y no es para menos. Sé que he causado un daño irreparable a todos vosotros y a muchos de vuestros amigos y familias”, decía García en su escrito. “Carezco de credibilidad… Sé que el perdón que pido y ponerme a disposición de la justicia colaborando con ella como estoy haciendo, no es suficiente”.

Prosigue en su correo diciendo que sus empleados nada sabían de sus decisiones. “Siempre os excluiré de cualquier tipo de relación con los hechos negativos de esta situación. No faltaba más”.

Defiende que ha “invertido aquí todo mi dinero que incluso me he endeudado para poder sostener la acción las últimas semanas”, señalando que “asimismo he metido a mi familia y amigos como inversores y como proveedores”.

Incluso García los anima y les dice que sigan adelante con el proyecto porque “nadie en el mundo ha pasado por una experiencia laboral y humana como la que estáis pasando y vais a pasar”. “Yo no me iría de Gowex por nada del mundo, dado que va a forjar el carácter y personalidad de los que decidan realizar la travesía”. “Y que no lo hagáis por mi, sino que lo hagáis por vosotros”, dice en un momento de la misiva.

“Siempre estoy en proyectos y ahora estoy en un nuevo proyecto que es el de asumir las consecuencias de mis actuaciones y tratar de reparar el daño infringido y hacerlo con dignidad, aprendiendo de ello y haciéndome más fuerte como he hecho siempre”.

Para finalizar, Jenaro García, les manda íntegramente el célebre poema de Rudyard Kipling “If”.