Política Sectores

García Margallo participará mañana en una conferencia para combatir al Estado Islámico

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García Margallo, participará este jueves en Londres en la reunión del grupo reducido de la coalición global de lucha contra el Estado Islámico (EI), convocada conjuntamente por el ministro de Exteriores británico, Philip Hammond, y el secretario de Estado de EEUU, John Kerry.

La reunión tiene como objetivo asegurar la coordinación entre los componentes políticos y militares de la coalición y discutir sobre posibles estructuras para dotar de mayor eficacia a los trabajos de la misma. Junto con España, 19 países participantes en la coalición, además de las Naciones Unidas y de la Unión Europea, han sido invitados.

España participa en las cinco líneas de acción de la coalición contra el EI. En el ámbito militar, según confirmaron fuentes militares, los militares españoles que participarán en la misión de adiestramiento de una brigada del Ejército de Iraq partirán hacia el país mesopotámico la próxima semana.

El contingente español, compuesto por miembros de la Legión y que estará al mando del coronel Julio Salom Herrera, formará parte del equipo ‘BPC-Besmayah’, con el que España participará desde la semana que viene en la nueva misión ‘Apoyo a Iraq’.

El contingente español, que estará en Iraq seis meses, estará integrado por entre 10 y 20 oficiales, que estarán en los cuarteles generales de la coalición internacional; una unidad de operaciones especiales de un máximo de 96 efectivos, que se desplegará en el sur de Iraq para entrenamiento de fuerzas iraquíes; otros 95 militares que adiestrarán, probablemente en Tallil (Nasariyah) a fuerzas iraquíes en desactivación de explosivos, y otros 90 se encargarán de las tareas de mando, control, inteligencia y protección de la fuerza.

La misión en la que se encuadra el contingente español estará formado por soldados estadounidenses, alemanes, holandeses, noruegos, franceses y australianos.

Estaba previsto que los primeros militares españoles pisaran suelo iraquí antes de final de 2014, pero problemas burocráticos retrasaron el despliegue, ya que hubo que concretar con el Gobierno de Iraq una suerte de estatuto que concede a los militares españoles un estatus parecido al de los diplomáticos.

Por otra parte, Margallo defendió este martes en Madrid que, contra el terrorismo de corte yihadista practicado por organizaciones como el EI y Al Qaeda, solo cabe la respuesta militar. En ese sentido, el ministro recordó que el yihadismo es el “mayor problema al que se enfrenta Occidente y los países árabes”, por lo que abogó por proporcionar a los estados musulmanes toda la ayuda posible en materia diplomática y de defensa, “si no se quieren repetir los errores del pasado”.

SERVIMEDIA