Sectores

La Junta de Gas Natural da luz verde al ‘euro por acción’

Los accionistas recibirán el dividendo complementario de 0,5922 por título el próximo 30 de junio

Los accionistas de Gas Natural Fenosa tendrán paga extra de verano. La Junta General de Accionistas de la compañía, ha dado luz verde a la propuesta de pagar un dividendo complementario de 0,5922 euros por acción que recibirán en efectivo el próximo 30 de junio, o lo que es lo mismo,’ al euro por acción’.

Esta nueva retribución se suma a la pagada a cuenta el pasado ocho de enero de 0,4078 euros y supondrá un desembolso total de 1.001 millones de euros, lo que en términos relativos se traduce en un crecimiento del 10,1% con respecto al ejercicio de 2014 y por encima del compromiso del Plan Estratégico 2013 – 2015.

Tal y como se aprobó en el Consejo de Administración celebrado el pasado 18 de marzo la política del ‘euro por acción’ se alargará durante el periodo 2016 – 2018. Incluso podría ser superior ya que el Payout para el periodo se fijó en el 70% -casi cuatro puntos por encima del 66,6% establecido inicialmente para 2015, ocho más que el fijado en los objetivos iniciales (62%) y 8,5 superior al de la media de comparables (siete empresas cotizadas del sector)- y “se pagará el mayor de los dos”, anunciaba el presidente de la compañía Salvador Gabarró.

Otra de las novedades en la política de dividendos es el adelanto al mes de septiembre del pago del dividendo a cuenta, lo que supondrá en torno a un tercio del dividendo total.

Rentabilidad

Gabarró ha definido 2015 como “un año estupendo para los accionistas” especialmente en términos de rentabilidad, que el pasado ejercicio fue del 5,3% más por acción. Ampliando a todo el periodo las cuentas tampoco le han salido mal a la gasística. Entre 2012 y 2015 la cotización de las acciones pasó de 13,580 a 18,815 euros por título, o lo que es lo mismo se generó un rendimiento positivo del 16,8% anual acumulativo.

Si además le sumamos el 19,9% de incremento del dividendo, la ganancia para los rentistas fue del 58,4%, más de 30 puntos por encima de la media de comparables, en las que la evolución de la rentabilidad total fue de un 25,9%.

Y todo ello “en un entorno realmente muy duro” puntualizaba Rafael Villaseca, Consejero Delegado de la Compañía, que remarcaba el “hundimiento de los precios” de los combustibles y la variación en los tipos de cambio como dos de los principales desafíos a los que se ha tenido que enfrentar el sector durante el ejercicio.

En este sentido Villaseca se ha referido a los costes de la electricidad del mercado español “que suponen el 25% de la factura total y ésta ha caído de más del 40%”. Descenso afectado por los 9.500 millones de euros de subvenciones (el 25% del total de la factura).

Objetivo superado

En un acto en el que se ha rendido homenaje a los más de 22.600 trabajadores de Gas Natural Fenosa, Gabarró y sus consejeros han querido poner en valor “los buenos resultados” de 2015, ejercicio en el que el beneficio neto ha sido del 2,7% pese a lo desfavorable de un escenario en el que los efectos de la reforma fiscal ha dado un mordisco de 325 millones al beneficio.

En este sentido la contribución fiscal de la compañía ha sido de 3.636 millones de euros de los que más del 72% (2.627 millones de euros) ha ido a parar a las arcas de la Hacienda española.

Por otra parte la cifra de negocios de Gas Natural fue de 26.015 millones de euros, un 5,3% superior al año 2014 y tres décimas por encima del objetivo anual, mientras que las comparables registraron descensos del -2,0%. Optimismo que se repite en términos de Ebitda, que creció un 8,6% (5.264 millones de euros) frente al retroceso del 1,0%  de las siete cotizadas del sector.

Así el resultado neto del ejercicio fue de un 2,7% superior al del año precedente (1.502 millones de euros), todo un logro si atendemos al negativo del 38,9% con el que cerraron el conjunto de las comparables.

Dada la evolución del periodo y el nivel de cumplimiento de objetivos del Plan Estratégico 2013 – 2015, Gabarró ha de estar más que satisfecho. Frente a la caída del 123,2% de la media del sector, el beneficio neto de Gas Natural Fenosa creció un 4,2% y el Ebitda un 12%, una décima menos del negativo registrado por las comparables (-12,1%).

Tampoco parece cuestionable la solidez financiera de la compañía que cuenta con una liquidez de 10.600 millones de euros y tiene cubiertas sus necesidades financieras hasta el primer semestre de 2018, año en el que vencerá el 84% de la deuda cuyo coste medio es del 4,5%.

En definitiva “hemos cumplido los compromisos”, afirmaba un exultante Salvador Gabarró.