Empresas

Gimeno será presidente de El Corte Inglés, pero Pizarro estará detrás

Dimas Gimeno, director general de El Corte Inglés
Dimas Gimeno, director general de El Corte Inglés

Esta tarde se decidirá quien va a ser el próximo presidente de El Corte Inglés tras la muerte de Isidoro Álvarez el pasado domingo. Del empresario se ha destacado su gran capacidad de trabajo, su discreción y su gran afición a trabajar en equipo, del cual, dicen, cuidaba mucho. Eso sin contar la modernización a la hora de vender y los más de 600 millones de visitas que tienen los centros de El Corte Inglés. Aún con estas cifras de visitas, la empresa de Álvarez también ha sufrido la crisis y tienen retos encima de la mesa que ahora tocará a su sucesor cumplir.

Ahora llega el relevo generacional y parece que Dimas Gimeno, sobrino de Álvarez, es el que va a tomar las riendas del gigante de distribución que da empleo a más de 90 mil personas, estando presente en Portugal y España. Actualmente Gimeno tiene 39 años y ostenta en cargo de Consejero Director General. Pero los expertos apuntan a que Manuel Pizarro, consejero de la empresa, va a ser un apoyo fundamental para el delfín de Álvarez. “Pizarro aporta seguridad, Álvarez sólo tiene 40 años, tiene formación de sobra, pero el efecto canas es un plus. Gimeno no podrá gestionar sólo un gigante difícil de manejar”, explica en Gestiona Radio Javier Rovira, profesor de ESIC. La experiencia de Pizarro, que ha sido presidente de Endesa, es indiscutible “no solamente sabe manejar grandes corporaciones desde el punto de vista financiero, sino también corporativo y relaciones con instituciones bancarias y políticas”, especifica Rovira.

Pizarro fichó por El Corte Inglés para pilotar sus finanzas, recordemos que el pasado noviembre los grandes almacenes conseguían refinanciar su deuda por 4.909 millones de euros con sus principales acreedores que son Santander, BBVA y Caixabank.

¿Cuáles son los retos que se le presentan a Dimas Gimeno?

Seguramente el primer paso será evolucionar en su modelo de negocio “porque es transversal y esto debe cambiar”, comentan desde ESIC, “así como un cambio en el modelo de servicio, hay clientas de toda la vida que esperan un trato y la gente más joven que busca otro diferente”, apostilla.

Además, Rovira ve un problema y es que “es una empresa muy endógena, debe abrirse a la gente de fuera para que pueda ayudarles, a pesar de que siempre han crecido con sus propios recursos”.

Salir a Bolsa, un hecho que es muy probable que se lleve a cabo en los próximos meses cuando Gimeno se consolide en su puesto como presidente, así los grandes almacenes verán aliviada su deuda. Será el joven empresario el que lidere la salida bursátil con “el apoyo de Pizarro, una figura que nada tiene que ver con su familia y no tiene interés por tomar partido”, recuerda el profesor de ESIC.

Y otro de los retos que en la palestra tiene Gimeno será el cumplir el deseo de su tío, el fallecido presidente, que es la internacionalización de la compañía, ahora mismo solamente presente en Portugal y España.