Economía Nacional Noticias Política

El Gobierno afirma que trabajará para impedir el cierre de la factoría de Vestas en León

La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, afirmó este viernes que el Ejecutivo trabaja para impedir que el fabricante danés de aerogeneradores Vestas cierre su factoría en Villadangos del Páramo (León).

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la portavoz del Gobierno señaló que la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, “ha tenido una reunión para iniciar los trabajos que impidan que Vestas se cierre”.

El pasado lunes, Ribera se reunió con representantes de Vestas y se abrió “una línea de negociación permanente y directa, al más alto nivel” para trabajar en la búsqueda de alternativas industriales para la comarca.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha responsabilizado de la situación de Vestas en León al anterior Ejecutivo. Desde Transición Ecológica se afirma que el Gobierno de Mariano Rajoy “no apostó por el desarrollo de energías renovables ni anticipó la necesaria transición hacia un nuevo modelo. Es en este anterior contexto en el que se enmarca la decisión del cierre de la planta de Vestas en León”.

SINDICATO RECHAZA LA NOTIFICACIÓN DEL ERE

La dirección de Vestas notificó este viernes a los representantes de la plantilla de la factoría de Villadangos del Páramo (León) el ERE de extinción para los 362 empleados de la fábrica, según confirmó el responsable de Industria de UGT en León, Francisco Romero.

La representación de los trabajadores se negó a recibir la documentación presentada por la compañía al considerar que la convocatoria de la reunión especificaba que el encuentro sería previo al registro del expediente. “Entendíamos que la convocatoria era para que la empresa confirmara si seguía adelante con sus planes o si había rectificado”, explicó Romero.

En ese sentido, el líder sindical reconoció que los representantes de los trabajadores no habían asimilado que a partir de la reunión mantenida en la mañana de hoy empezaría a contar el plazo de un mes para el periodo de consultas.

“La empresa considera que hoy ya es el primer día para que empiecen a correr los plazos, pero nosotros nos hemos negado a recoger la documentación”, añadió Romero, que remarcó que “la citación era previa al registro del ERE” y justificó en ese “defecto de forma en la convocatoria” la negativa a recibir la documentación.

Además, los responsables de la compañía anunciaron a los representantes de los trabajadores que esta misma tarde se registraría la documentación en la Oficina Territorial de Trabajo, algo que obligará a los sindicatos a sentarse a negociar el expediente de extinción de contratos. Durante ese tiempo, la parte social tratará de “convencer a la empresa” para que, en lugar de un ERE de extinción, ponga en marcha otras “medidas alternativas”, como expedientes de suspensión.

En paralelo, los sindicatos seguirán intentando “que ese expediente no llegue hasta el final”. “Si la compañía se mantiene, tendremos que buscar una salida lo más digna posible para los trabajadores”, reconoció Romero. La siguiente reunión entre responsables de la empresa y representantes de los trabajadores tendrá lugar el próximo lunes a las 18.00 horas.