Política Sectores

Grecia acepta la participación del FMI en el programa de rescate

Para recibir los 66.000 millones de euros tendrá que reformar el sistema de pensiones

Las riñas sobre la participación del Fondo Monetario Internacional en el rescate a Grecia han llegado a su fin. El Gobierno Heleno ha aceptado que el organismo que preside Christine Lagarde participe en el programa, según ha afirmado el presidente de los ministros de Finanzas de la zona euro, Pierre Moscovici.

Esta era una condición clave impuesta por Alemania, quien opina que la Comisión Europea como único representante de los acreedores podría ser demasiado suave con Atenas en lo referente a la aplicación de las reformas.

Pero la participación está sujeta a una condición específica. Para recibir los 66.000 millones, el Fondo exigirá al Gobierno recortes en el sistema de pensiones y que la zona euro acceda a reprogramar la deuda del país con el objetivo de reducir el valor neto actual.

Fue hace apenas un mes, en diciembre de 2015, cuando el primer ministro heleno, Alexis Tsipras, había dicho que la participación del organismo internacional  en el tercer rescate no era necesario y que el programa podía ser manejado por las autoridades de la eurozona.

Sin embargo, la aceptación ya se había hecho pública antes de que comenzase la reunión de los ministros de Finanzas y Economía. “Tsakalotos me confirmó que el Gobierno griego acepta que el FMI debe ser parte del proceso”, comentó el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, a los periodistas.

Grecia ya había presentado la semana pasada a Bruselas su plan de reforma de las pensiones y funcionarios de la zona euro manifestaron que es ambicioso y aceptable, aunque sigue sin estar claro si tiene el impacto fiscal deseado dado que no incluye cifras. “Es una propuesta seria”, señaló Dijsselbloem. “La cuestión clave es si cuadran las cuentas en términos de sostenibilidad financiera”.

Yasmina Pena