Política Sectores

Grecia aprueba el tercer rescate y aguarda la decisión del Eurogrupo

El FMI valorará su participación cuando se hayan tomado las decisiones en relación al alivio de la deuda griega

El Parlamento griego ha aprobado esta mañana el tercer rescate con un aumento de la abstención de los parlamentarios de Syriza, que alcanzaron los 43. Con tal motivo, Alexis Tsipras convocará una moción de confianza para después del desembolso de 3.400 millones de euros al BCE, que tendrá que realizarse antes del 20 de agosto.

Pero todavía falta el visto bueno del Eurogrupo, que se reunirá este mediodía para decidir si conceden el rescate. Si no se llega a un acuerdo, no descartan la posibilidad de ofrecer un nuevo crédito puente para que Atenas pueda hacer frente a su situación financiera.

Para que los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro aprueben la concesión del rescate, Grecia tiene que cumplir una serie de condiciones, que pasan por aplicar una política de ajustes que elimine los beneficios a los agricultores y un estricto calendario de privatizaciones, además de reformar las pensiones.

Durante la reunión en el Parlamento Griego, Alexis Tsipras defendió el acuerdo para el tercer rescate como una “elección forzosa” del Gobierno que, tras “agotar todas las vías de negociación”, tuvo que escoger entre un programa de ayudas o abandonar el euro como moneda nacional.

La participación del FMI está en el aire

El Fondo Monetario Internacional (FMI) está a la espera de la decisión del Eurogrupo y de las reformas adicionales que tendría llevar a cabo Grecia. Es por ello que valorará su participación en el tercer rescate una vez  se hayan tomado las decisiones en relación al alivio de la deuda griega.

“Esperamos trabajar con las autoridades en el desarrollo de su programa económico en mayor detalle y que los socios europeos de Grecia tomen decisiones sobre el alivio de la deuda que permitan que ésta sea sostenible”, apuntó la jefa de la misión del Fondo en Grecia, Delia Velculescu.

La Comisión Europea envió ayer al Eurogrupo los documentos técnicos y jurídicos para un tercer rescate de hasta 86.000 millones y con una duración de tres años. Pero este periodo no termina de convencer a Alemania, que ha insistido en que un programa de tan escasa duración debe tener una base sólida y no ser acordado de manera precipitada, aludiendo que el Parlamento de Berlín necesita tiempo para hacer un análisis completo. Aun con todo, Grecia y las instituciones confían en que el Eurogrupo dé su aprobación.

Yasmina Pena