Política Sectores

Grecia vuelve al Eurogrupo con la carpeta llena de papeles en blanco

Europa se da 48 horas para llegar a un acuerdo

La desfachatez del gobierno Griego ha acabado con la paciencia  de los ministros de Economía y Finanzas del Eurogrupo. El recién estrenado ministro de Finanzas heleno, Euclides Tsakalotos, se ha presentado en su primera reunión del Club de los 19 con una carpeta llena de papeles en blanco, es decir, sin propuestas.

Recordemos que desde el Eurogrupo se había solicitado a Grecia que tomase “medidas concretas y creíbles” con el objetivo de retomar las negociaciones. Petición similar a la que realizaba el pasado domingo el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, que dejaba la pelota en el tejado de Grecia, “ahora es Grecia  quien debe presentar propuestas”. Por la parte helena el primer ministro Alexis Tsipras se había comprometido a tener lista la batería de propuestas para hoy martes e incluso a cerrar un acuerdo.

Una vez más los representantes del Parlamento griego faltan a su palabra lo que ha agotado la paciencia de los socios de la eurozona que tras la reunión celebrada esta tarde en Bruselas se han dado un plazo de 48 horas para lograr un acuerdo. En este punto el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha convocado una nueva reunión -por teleconferencia- para discutir una petición de rescate que presumen llegará “en muy poco tiempo”. Según ha explicado Dijsselbloem, las pautas que seguirá el Gobierno griego pasan por el envío “bastante rápido” de una “nueva carta solicitando un apoyo del ESM (fondo de rescate) y tras ésto nos presentará propuestas sobre lo que podría ser la sustancia, en base a la cual podríamos llegar a un acuerdo”.

Tercer rescate

No obstante aún queda la baza de que dicho documento sea presentado durante la Cumbre de Jefes de Estado Europeos, respetando así el acuerdo al que habrían llegado ayer mismo Tsipras y la canciller alemana Angela Merkel.

 

Con respecto al documento de propuestas éstas estarían en la línea de las presentadas la pasada semana por el FMI (Fondo Monetario Internacional). Grecia, por tanto, aceptaría un subida del IVA a cambio de  una reestructuración y una quita del 30 por ciento de la deuda pública y de un tercer rescate vía Mede (Mecanismo Europeo de Estabilidad).