Economía

Grecia vuelve a poner en jaque a los mercados

Las diferencias entre Grecia y sus acreedores eran vox pópuli, pero a medida que se acerca la fecha del pago que debe hacer al FMI el próximo martes, los
inversores cada vez lo miran con mayor preocupación. Las posibilidades de que el país haga un impago aumentan cada día.

Las tensiones se han dejado notar en los mercados deuda, para después acabar salpicando a las bolsas europeas, que se han sufrido pérdidas de más del 2%.
Las peores, las periféricas como la italiana (-2,76%) y la española, donde el Ibex ha cedido un -2,74% hasta los 11.115 puntos.

Las primas de riesgo de estos países y de Portugal se han disparado en más de 20 puntos básicos. Así pues, la rentabilidad del bono español a diez años vuelve a niveles de finales de 2014, en el 1,78%.

Las caídas en bolsa se han acelerado en los últimos momentos de la sesión. De hecho, el Ibex ha estado en positivo parte de la jornada, incluso por encima
de los 11.500 puntos. Sin embargo, al cierre ha salvado los 11.100 de milagro, marcando mínimos intradía.

Como era de esperar, y siempre que sube nuestra prima de riesgo, el sector financiero es de los más castigados. Mapfre se ha situado al frente de las
caídas, solo por detrás de IAG (-6,5%), que hoy ha visto cómo el petróleo subía un 2,5% adicional.

En el caso de la aseguradora Mapfre se han juntado el hambre con las ganas de comer. En primer lugar, se ha visto afectada por las tensiones en los mercados
de deuda, ya que tiene en balance miles de millones de euros invertidos en bonos, principalmente deuda pública española. Y en segundo lugar, hoy ha
presentado unos resultados trimestrales algo decepcionantes.

Las acciones de los bancos, Sabadell, Caixabank y Santander se han dejado más de un -3%. Por su parte, BBVA ha limitado las pérdidas al -2,3% en el día
después de anunciar un cambio en su cúpula directiva. Las dos únicas empresas que han cerrado en positivo han sido Jazztel y Arcelormittal, con subidas
testimoniales.

Los datos macroeconómicos publicados durante la sesión no han acompañado demasiado, a excepción de las cifras de desempleo en España. El paro cayó en
abril en casi 119.00 personas, en lo que supone el mayor descenso en este mes desde 1960.

En Estados Unidos, el PMI servicios ha quedado por debajo de lo esperado (57,4 vs 57,8 estimado). Sin embrago, el ISM no manufacturero del mes de abril
aumenta hasta 57,8, su nivel más alto desde noviembre, superando al dato estimado por el consenso de analistas de 56,2.

Selfbank