Política Sectores

Guatemala, un filón estratégico para las empresas españolas

Las compañías españolas mueven cerca de 1.000 millones de dólares en el país

A pesar de la pequeña extensión de la República de Guatemala, el país se ha convertido en uno de los enclaves de futuro para las inversiones españolas. Especialmente aquellas que tienen que ver con el sector turístico. En la actualidad la cifra de negocio que mueven nuestras empresas en el país asciende a 1.000 millones de dólares (unos 920,6 millones de euros), montante que representa el 02 por ciento del PIB (Producto Interior Bruto).

Además de las reuniones entre el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de visita oficial en el país, con su homólogo guatemalteco Otto Pérez Molina, se ha celebrado un Encuentro Empresarial en el que ha participado el vicepresidente segundo de la Cámara de Comercio de España Miquel Valls, quien ha querido destacar “el potencial” del país centroamericano, que según las previsiones del Banco Central de Guatemala crecerá a un ritmo del 04 por ciento.

Durante el encuentro organizado por Icex España Exportación e Inversiones y ante los empresarios centroamericanos Valls ha puesto de relieve el liderazgo de las empresas españolas en sector estratégicos de la actividad económica, como energía, infraestructuras o turismo.

España primer inversor en el SICA

Los países que conforman el Sistema de Integración Centroamericana (Sica) se han convertido en joyas en bruto para las empresas españolas.  Así se ha puesto de manifiesto en el Encuentro Empresarial Sica – España, celebrado bajo el marco de la Cumbre de Presidentes celebrado en Guatemala, en el que el vicepresidente de CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales) Joaquim Gay de Montellá, recalcó que España es el primer inversor y segundo proveedor de bienes más importantes de la Unión Europea en la región del Sica (Bélice, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá).

El vicepresidente de la patronal de empresarios ha insistido en la necesidad de reforzar las alianzas bilaterales entre el Gobierno de España y el Sica, intensificando las visitas institucionales pero que conlleven un “fuerte componente empresarial”. Sin embargo, tal y como ha explicado Gay de Montellá, esto no es suficiente y las medidas han de completarse con “acciones complementarias” que favorezcan el comercio y la inversión, como acuerdos para evitar la doble imposición y reforzar el desarrollo de Tratados de Libre comercio como el Cafta, que ha supuso la desaparición de barreras arancelarias entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana.