Empresas

Guinness Storehouse se traslada de Dublín a Madrid durante cuatro días

El jueves 27 de noviembre, ha tenido lugar en The Impact Hub de Madrid el Guinness Storehouse. Se traslada desde Dublín a Madrid durante cuatro días.

A las 12 daba comienzo la rueda de prensa, en la que han participado: Billy Power, Director Global de Calidad de Guinness y Justin O´Connor, Master Chef de Guinness Storehouse Dublín.

Ha arrancado el evento Billy Power, que ha garantizado que la cerveza que se vende en Dublín es exactamente la misma que se vende en España, solo que con diferente presentación, y es por ello que lo que ahora pretende es que hasta la presentación sea idéntica, para acercarnos un poco más al mundo cervecero. Actualmente, exportan a 140 países, entre los que se encuentra España, al que considera un mercado muy importante.

A continuación, los asistentes han podido disfrutar de las delicias del chef, todas realizadas con cerveza, ha ofrecido: carrillera de buey, risotto de cebada, caballa curada con limón, sal y azúcar y pan de Guinness. Por supuesto, para acompañar estos platos no podía faltar la cerveza Guinness, que contaba con expertos para enseñar a tirar una buena pinta.

Esta cerveza nace en 1759, cuando Arthur Guinness firma el arrendamiento durante 9.000 años de una fábrica de cerveza abandonada en St.James Gate (Dublín). El coste que supuso por aquel entonces, fue de cien libras, con un alquiler mensual de 45 libras. Se trata de la cerveza negra más importante del mundo, a ello se debe que se fabrique en 50 países y se disfrute en 150. Sus principales mercados son: Gran Bretaña, Irlanda, Nigeria, Estados Unidos y Camerún.

Un informe socioeconómico del sector cervecero en España al término de 2013, reveló que el número de veces que se ha pedido cerveza en un establecimiento de hostelería, aumentó un 12%, además las ventas de cerveza aumentaron por primera vez en los últimos cinco años. La cerveza aporta 7.000 millones de euros en valor añadido a la economía, y supone una cuarta parte de la facturación de los establecimientos hosteleros, alcanzando un 40% en el caso de los locales con menos de diez empleados. Las ventas también dependen de los envases, el 43,1% de las ventas son botellas, el 29,5 latas y el 27,4 cerveza de barril.

 

Odina Sanz Barnola