Economía

Gustavo Santana: “Cualquiera de nosotros está en riesgo de exclusión social”

Líder de UGT Canarias, el próximo mes de marzo podría tomar el testigo de Cándido Méndez al frente de la secretaría general del sindicato

Con la calidez de quien te habla mirándote a los ojos Gustavo Santana me sorprende “la poesía es un acto revolucionario y todo el mundo es sensible a la poesía”. Máxima ésta que viste a gala en su vida familiar y que ha hecho reflexionar al mismísimo Cándido Méndez.

Sin achicarse aunque “me digan que no”, dice que  “la motivación parte de sus propios miedos” y que gracias a ella ha conseguido sacar un sindicato en crisis, la UGT canaria.

Gustavo Santana, un joven de apenas 40 años la segunda semana de marzo se presenta “sin hipotecas” a las elecciones de un sindicato, la UGT que “tiene que dar la cara”.

En alguna ocasión has hablado de que la organización necesita un cambio generacional…

Sin lugar a dudas. Lo que espera la gente es el cambio integral que conecte de forma real con los anhelos sociales y de los afiliados y de la experiencia. La UGT necesita una reorganización interna. Por otra parte, no podemos perder de vista los valores democráticos que tenemos en el sindicato. Nadie se puede atrever a escribir la historia democrática de esta organización antes de que se celebre el Congreso.

Es decir vas a dar la vuelta al sindicato…

Voy a impulsar la cercanía sindical. A iniciativa propia me acercaré personalmente a las empresas que pueda para explicarles qué es lo que está pasando y cómo tenemos previsto actuar, con el objetivo de llegar a acuerdos que mejoren el mercado laboral. Por otra parte, como te he comentado debemos superar la opacidad que existe en muchas de las organizaciones y confederaciones y dejar de pensar en la jugada de ajedrez. Centrarnos en que nuestra voz se escuche nuestra voz. Además voy a crear la secretaría de comunicación de imagen que explique en los foros y en los medios para que expliquen el por qué de las cosas. El sindicato tiene que dar la cara.

Comparándolo con la Administración la reagrupación de sectores de seis a tres suena parecido a lo del contrato único, la reforma de la Administración, etc… ¿Estamos virando hacia el minimalismo político y asociativo?

El nuevo desarrollo productivo y cómo ha impactado tal y como estaba estructurado favorecía la disparidad. Por ello debemos tener sólo tres federaciones: industria, servicios y servicios públicos. Con ello optimizaremos los recursos económicos para centrarlos en la acción y en la formación sindical, que ayude a superar el miedo y el silencio con que la crisis ha marcado a muchos trabajadores.

¿Crees que ha habido cierta parálisis en los sindicatos durante los años de crisis?; es decir, ¿qué más se podría haber hecho para frenar o al menos minimizar la sangría del mercado laboral?

Creo que la sociedad y la economía han experimentado cambios de forma muy acelerada y nosotros no hemos caminado al mismo ritmo. Eso es lo que tenemos que resolver en el próximo Congreso Confederal. La respuesta inmediata nos lo puede dar las tic, destinar los recursos de forma más nítida  en los centros de trabajo, pero también la acción socio – política.

Hablando del mercado laboral cada vez hay más desigualdad, la clase media es casi un término al borde de la extinción… ¿qué propuestas defiendes?

No existe la clase media. Es una conceptualización interesada por los poderes políticos. Hay una clase alta que tiene mucho poder y otra en la que estamos englobados el resto de los seres humanos. Con las últimas reformas laborales y la falta de oportunidades de empleo cualquiera de nosotros está en riesgo de exclusión social aunque hoy tengamos buenos salarios.  El sistema económico que tenemos está orientado al crecimiento más que en la justa redistribución de los beneficios

¿Necesita España una nueva reforma laboral más allá de las de PP y PSOE? O dicho de otro modo ¿qué reforma necesita el mercado de trabajo?

Tanto CCOO como UGT presentamos una iniciativa legislativa popular con más de un millón de firmas que no fue tomada en consideración para derogar ambas reformas. Con ello no estamos deslegitimando a los agentes políticos sino que ponemos en valor nuestro nivel de representatividad. En este punto creo que es importante aclarar que si los partidos políticos escuchasen más y tuvieran más en cuenta las propuestas de los agentes sociales, aunque las hicieran como suyas, el sistema sería más eficiente.

Esa falta de escucha, ¿es sólo culpa de los políticos o intervienen otros agentes?

Existen lobbies de ciertos poderes financieros y económicos que son más que influyentes y acaban determinando gran parte de las decisiones políticas. Por eso creo que las fuerzas sindicales tenemos que ponernos en hora para recuperar nuestra influencia sindical, social y política. Pero para ello se necesita una regeneración interna dentro de los sindicatos. 

UGT CanariasProtección social y pensiones… Estamos pendientes de la renovación del Pacto de Toledo, ¿qué soluciones propones?

Cometimos un error a la hora de anticiparnos con la reforma de Zapatero al decir que era irrenunciable limitar la edad máxima a los 65 años. La edad dependerá de los años trabajados hasta un máximo de 67 años. Indudablemente hay que revisar el sistema de forma integral. Ir más allá de la mochila austriaca y buscar elementos que puedan darle suficiencia al sistema, acompañándolos con nuevas reformas en el ámbito laboral que fomenten el empleo de calidad y mejoren la recaudación por cotizaciones. Hay que llegar a un acuerdo que apueste por proteger y fortalecer el Estado de Bienestar aunque eso suponga un coste o un esfuerzo adicional al actual.

Independientemente de UPTA o Ata, ¿qué papel tendrán los autónomos en la hoja de ruta de Gustavo Santana de sustituir a Cándido Méndez? Emprendimiento…

Los autónomos tienen que jugar un papel importante y representan una diversidad y una realidad en la que son coprotagonistas. En este sentido uno de los pilares, entre otros, es el impulso actuaciones para frenar fenómenos como el de los falsos autónomos.

La corrupción también ha afectado a los sindicatos… además ce con la “democratización” que propones ¿qué otras actuaciones vas a poner en marcha para luchar contra esta lacra?

Con respuestas inmediatas, de un máximo de 48 horas. No se puede esperar quince días como ocurre ahora para suspender de militancia o expulsar a los afiliados que estén implicados en presuntos casos de corrupción. Los nuevos Estatutos deberán permitir que a voluntad propia el afiliado pueda solicitar la suspensión de militancia para salvaguardar su imagen y la del sindicato.  Hay que ser más transparentes que nunca. Haremos públicos nuestros salarios, que serán acordes con el trabajo realizado, nuestro patrimonio, etc…  

Se tacha a los sindicatos de ser organizaciones obsoletas, “parásitos”, incluso… ¿cuál es la estrategia de Gustavo Santana para cambiar la imagen sindical?

Para eso me voy a ‘patear’ todos los centros de trabajo. Debemos estar más activos en los centros de trabajo más activos que nunca. Debemos escuchar a los que nos quieren llamar parásitos e identificarnos con ellos para entenderlos y a partir de ahí evolucionar a mejor.

Tal y como está el panorama político, ¿es posibilista un pacto PP – PSOE – Ciudadanos?

No. Se va dar un pacto de progreso. Dicho esto quiero dejar claro que tenemos que tener claro cuál es el proyecto común para España para los próximos años, el que esté pensando en una estrategia política para avanzar hacia un nuevo proceso electoral estaría actuando de forma irresponsable, y lamentablemente creo que todos los partidos están en esa clave. En este sentido considero necesario que los distintos grupos políticos deben ceder en algunas de sus exigencias.

¿A qué exigencias te refieres?

Me refiero a las líneas rojas que están puestas encima de la mesa a sabiendas de que son incumplibles porque constitucionalmente no tienen cabida, como puede ser el derecho a decidir de Cataluña. Eso es una quimera jurídica. Cosa distinta sería una reforma constitucional, amparada por un referéndum en el que participase toda la sociedad española, que diera salida a las tensiones territoriales, y con la que se avanzase hacia un estado federal.

Un estado federal ¿al estilo de quién del PSOE, de IU, de Podemos…?

En UGT no hay una resolución clara al respecto. Tenemos que debatirlo y aprobarlo en el próximo congreso porque es uno de los elementos troncales de los próximos 4 años. España es una España plural y hay que analizar cuál es la situación de cada una de las regiones para adaptarla a la realidad a través de un nuevo modelo de financiación que tenga en cuenta la realidad económica y social.

¿Cómo valoráis desde los sindicatos la situación de deriva política que se está viviendo en España?

España no se merece estar en esta incertidumbre. Instaría a todos los partidos a que tengan la altura política suficiente para que compongan un Congreso que acabe con una situación que está afectando especialmente a la economía. Esto no puede tener un impasse de 6 meses, se debe encontrar una solución inmediata.  En el plano internacional, España es demasiado dependiente de factores externos que no podemos poner en riesgo. Hay que recordar, además, que estamos sujetos a un memorandum de rescate de la banca y que  la Comisión Europea va a exigir que se respeten esas condiciones.

Por lo que dices, ¿puede llegar Bruselas a penalizar a España por posibles incumplimientos derivados del ‘vacío de Gobierno’?

Puede llegarse a esta situación si no se cumple con el memorándum. Las condiciones pueden ser renegociadas pero sólo por un Gobierno que esté legitimado. No se puede estar jugando con esa situación porque tendrá consecuencias sociales, y consecuencias sobre los trabajadores y trabajadoras. 

Sindicatos y patronal están diseñando un plan de acción para frenar los efectos de la incertidumbre política, y frenar incluso posibles desinversiones…UGT Canarias2

Es un tema que se está tratando en las confederaciones empresariales y sindicatos. Me parece un acto responsable porque parte de análisis comunes que pueden acercar posturas y que, además de arrojar luz sobre hacia dónde queremos avanzar en los próximos años, facilitan que se impulse una hoja de ruta compartida que ayude a que el próximo Gobierno ponga en marcha medidas que tenga efectos claro sobre el empleo. 

¿Afecta “la locura independentista de Artur Mas a los sindicatos”, más aún cuando Álvarez es independentista? 

Estoy convencido de que Pepe Álvarez no es independentista. La dimensión sindical en Cataluña se vive de una manera diferente, pero es así en cada uno de los territorios. Probablemente el clima que se vive en la región es lo que les ha motivado a apostar por el derecho a decidir, aunque en mi opinión insisto en que esto es una quimera jurídica. Hay que buscar otras alternativas, que están en la política y el diálogo.

¿Por qué Gustavo Santana y no Miguel A. Cilleros o José M. Álvarez?

Tengo la energía suficiente y represento ese cambio generacional que necesita y pide la organización, le pese a quien le pese.  Quiero darle un sentido poético a esto y si queremos emocionar también debemos emocionarnos. La gente quiere un cambio ya. 

Dicen que UGT necesita gente con más experiencia, ¿qué les contestas?

Si ese es el perfil quizá estemos cometiendo un error, porque la sociedad ha cambiado. Y porque precisamente quienes  más han sufrido la crisis es gente joven, menores de 45 años. Y entre ellas muchas mujeres. Por eso una de mis apuestas es que se incremente la representación de mujeres y jóvenes en la ejecutiva federal, eso sí incorporando también a gente muy experta que nos acompañe y asesore en el proceso de transición. Debemos hacer un cambio bien gestionado.