Internacional

Hacer las américas en Perú, un país con garantía de éxito

Perú se ha erigido en los últimos quince años como uno de los países más estables de Sudamérica para realizar negocios.

En la calle Serrano, en pleno corazón de Madrid, se ha celebrado una jornada informativa distinta, cuyo objetivo era analizar la situación de Perú como destino de exportación y foco de negocios para las empresas españolas. En el evento, (Expansión para crecer; destino, Perú), que ha reunido a un gran número de empresarios españoles con negocios allí y representantes del país sudamericano, se ha valorado la estabilidad que reina y el buen hacer político y de la clase dirigente en los últimos quince años. Crece así la seguridad y las oportunidades que ofrece a sus inversores internacionales.

En lo que se refiere al tipo de inversiones que las empresas españolas deben realizar en el país; Joan Tristany, director de AMEC, lo tiene claro: “En Perú existe un mercado de importación basado en el precio: dominado por las empresas asiáticas. Por otro lado, cuenta con importaciones de calidad que provienen sobre todo de Europa y Estados Unidos, y es en este sector donde debe situarse España, para superar o ponerse al nivel de Alemania –la nación más valorada en este sentido-”.

Conocer la cultura, garantía de éxito

Conocer un país a la hora de realizar negocios e importar productos allí es primordial. Por ello, los ponentes del evento –los cuales son grandes expertos  en el citado mercado- han remarcado a lo largo de la sesión  la importancia de realizar estudios que pongan a las propias empresas en conocimiento previo de las características de este país. “Es muy formalista en el protocolo y trato”, apuntaba en este sentido Enrique Asenjo, director territorial centro de CESCE.

Además, existe una figura que puede ser clave para que las empresas españolas puedan realizar sus negocios y transacciones con mayor facilidad, según explicaba en su intervención el propio Alejandro Arola- presidente de Arola Comercio Internacional- : Los importadores frecuentes.  “Estos cuentan con una serie de facilidades y ventajas sobre el importador tradicional y sus mercancías entran en el país con mayor rapidez y facilidad. Con lo cual, estamos viendo posibles destinatarios de las mercancías”.

A pesar de todo, aún están presentes las “barreras burocráticas”, que en ocasiones lastra la actividad económica de las empresas y las inversiones extranjeras. Eso sí, “si los empresarios encuentran un aliado allí, este durará para siempre, aunque hay que evitar como en todos los lados a la gente que no es de fiar”, apostillaba el propio Asenjo de CESCE.

Montar allí el negocio

No todo son exportaciones, muchas empresas españolas han invertido en Perú y han montado negocios propios en la zona. Bernardo Muñoz, Consejero Económico Comercial de la Embajada del Perú,  en este sentido confirmaba la apuesta de su estado en “no ser una moda, porque las modas caen. Queremos ser tendencia”. Y aprovechó la ocasión para recalcar “el buen hacer y la calidad de la gente que toma ahora decisiones en nuestra patria. No queremos volver a vivir lo que hemos vivido y esto dice muchísimo sobre lo que pasa en el país. Claro que vale la pena invertir en el país y estamos luchando en las diferencias entre ricos y pobres. Nuestro mensaje es el siguiente: Esto es un proyecto de país, no un proyecto de gobierno”.

Álvaro, cree que “la trayectoria debe marcar el camino a las empresas que quieren invertir en el extranjero. Y la de Perú es la que ha comentado Bernardo. Nos encontramos ante un país que en los últimos veinte años está haciendo muy bien las cosas, con políticas aperturistas que han dotado al país de un marco receptivo a la inversión y estable”. Y continúa destacando “que Perú se está construyendo a base de inversión extranjera”. Un fenómeno que demuestra el grado de confianza que Perú ofrece a los inversores internacionales.

También se registran problemas

La tasa de incidencia de las empresas españolas al realizar negocios en el país latinoamericano es del 58 por ciento, y esto podría echarlas para atrás. Esta tasa la ha confirmado durante la sesión el propio Enrique Asenjo de CESCE, pero a su vez matizaba que “para eso están las compañías aseguradoras como la nuestra, somos la primera compañía en el mercado peruano en este sentido. Este problema se puede producir en cualquier país, por ejemplo en España este porcentaje se sitúa en un 30 por ciento de media”. De hecho, ha asegurado que la situación económica y política es muy favorable en todos los sentidos, según datos técnicos de valoración del país.

Queda claro que Perú en los últimos veinte años ha crecido y creado un clima de calma y tranquilidad, superando a muchos de sus vecinos en este sentido. El puerto de Callao – que monopoliza casi en exclusiva la entrada marítima de productos al país- es el más importante de los muelles de la zona y una muestra más de la importancia que está adquiriendo el país en el mundo, como se ha recordado durante la sesión. Por el momento, aún quedan cosas por mejorar, pero Perú ha demostrado que está tomándose en serio los asuntos monetarios y financieros, para no volver a la hiperinflación que una vez azotó el país, ahora mira con esperanza hacia el futuro y tras sesiones como estas, puede que con las empresas españolas mirando hacia allá.

Adrián C. D´Aniello