Destacado Economía Nacional Noticias Política

Hacienda celebra hoy un Consejo de Política Fiscal telemático

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y los consejeros autonómicos del ramo se reúnen este miércoles en un Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que se celebrará de forma telemática con la intención de volver a aprobar los objetivos de déficit y deuda de las comunidades autónomas para el periodo comprendido entre 2019 y 2021.

 

Así lo señalaron a Servimedia fuentes del Ministerio de Hacienda que indicaron que el encuentro, que tendrá lugar a partir de las 9.00 horas, se celebrará de forma telemática en lugar de la habitual reunión presencial.

La celebración de este CPFF es el paso previo a que el Consejo de Ministros previsiblemente apuebe el viernes la senda de estabilidad presupuestaria que debe volver a presentar en el Congreso de los Diputados, después de que dicha Cámara rechazara el pasado 27 de julio la senda presentada por el Gobierno de Pedro Sánchez.

El CPFF ya se reunió el pasado 19 de julio con este mismo propósito, fijando el objetivo de déficit de las comunidades autónomas en el 0,3% para 2019 (dos décimas más respecto a la meta establecida por el anterior Gobierno del PP), 0,1% en 2020, y equilibrio presupuestario en 2021.

La Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera determina que los objetivos de estabilidad han de ser aprobados tanto por la Cámara Baja como por el Senado y, en caso de ser rechazada, da un mes al Gobierno para presentar una nueva propuesta, para lo que es necesario que el CPFF vuelva a reunirse para aprobar la senda correspondiente a las comunidades autónomas.

En este sentido, la intención del Ejecutivo de Pedro Sánchez es volver a presentar la misma senda que ya fue rechazada, pero se encuentra en negociaciones con el resto de formaciones políticas para intentar lograr que esta vez sí lo apoyen. En el Pleno del 27 de julio las únicas formaciones que sumaron el voto favorable de sus diputados a los del PSOE fueron PNV y Nueva Canarias.

La aprobación por parte del CPFF de la propuesta del Gobierno está garantizada ya que cuenta con el 50% de los votos de este órgano y la otra mitad corresponde al voto de cada autonomía, entre las que el PSOE gobierna en siete de ellas.

En el CPFF celebrado el 19 de julio la propuesta del Gobierno salió adelante con siete votos a favor, sumados por seis de las siete comunidades autónomas gobernadas por el PSOE (Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Castilla-La Mancha y Extremadura), todas salvo la Comunidad Valenciana, que se abstuvo, más el voto positivo de Cantabria. Por el contrario, fueron mayoría las comunidades o ciudades autónomas que votaron en contra, al sumar ocho votos correspondientes a Galicia, Castilla y León, Murcia, Madrid, La Rioja, Ceuta y Melilla, todas ellas gobernadas por el PP, más Canarias.

 

CORPORACIONES LOCALES

Tras el CPFF, tendrá lugar una reunión de la Comisión Nacional de la Administración Local (CNAL), integrada por el Ministerio de Hacienda, el Ministerio de Política Territorial y Función Pública y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), con el objetivo de determinar los objetivos de estabilidad presupuestaria de las corporaciones locales para el periodo 2019-2021.

En el caso de estas administraciones, la senda del Gobierno prevé que en su conjunto tengan equilibrio presupuestario. En 2017 las corporaciones locales en su conjunto tuvieron un superávit del 0,59%, equivalente a 6.800 millones de euros.

La senda propuesta por el Gobierno contempla un objetivo de déficit para el conjunto de las administraciones públicas del 1,8% para 2019, en lugar del 1,3% establecido por el anterior Ejecutivo del PP; del 1,1% para 2020, en lugar del 0,5% anterior, y del 0,4% para 2021, año para el que anteriormente se había fijado un superávit del 0,1%.

Según los cálculos de Hacienda, el aumento en dos décimas del objetivo de déficit de las comunidades autónomas para 2019 les permitiría gastar en torno a 2.500 millones de euros adicionales sobre el objetivo anterior.

El Ejecutivo necesita la aprobación de estos objetivos para poder elaborar los Presupuestos Generales del Estado con un mayor margen de gasto, ya que de lo contrario tendrá que diseñar las cuentas basándose en los objetivos marcados por el anterior Gobierno.