Nacional Sectores

Hacienda sabía de la desviación del déficit de la Seguridad Social desde julio

Los Fondos del sistema cerraron -0,66 décimas por encima del objetivo

“Se lo advertimos en julio”. Con esa frase fuentes próximas al Ministerio de Empleo y Seguridad Social confirmaban a Diario Financiero que el departamento que dirige Cristóbal Montoro, era consciente de que la Seguridad Social incumpliría, por mucho, el objetivo del -0,6 por ciento de déficit pactado para el 2015.

Las mismas fuentes apuntan a que en el negociado que lidera Fátima Bañez “se clavan las cuentas y por esas fechas se daba por sentado que los ingresos por cotizaciones se quedarían en torno al 1,7 – 1,8 como mucho”. Sin embargo el titular de Hacienda habría hecho caso omiso confiando en que la desviación “se podría compensar” con los buenos resultados del resto de Administraciones y “acallar con eso el problema”, algo que finalmente no ha ocurrido.

Mucho tienen que cambiar las cosas para que se obre el milagro en las cuentas de la Seguridad Social en el corto plazo. Según la AIReF (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal) los fondos del sistema no rebajarán a cifras inferiores al -1 por ciento hasta al menos 2020.

De hecho para que se cumpla con los objetivos del -0,3 este año los ingresos por cotizaciones deberían crecer en torno al 15 por ciento cosa que, según afeaba Francisco de la Torre, portavoz de Ciudadanos en el Congreso, a Cristóbal Montoro durante su comparecencia de esta mañana, “deberán encargar a Antoñita la Fantástica”. Cabe destacar que la Seguridad Social fue la única administración en la que no sólo no se cumplieron los objetivos de déficit sino que la desviación se incrementó con respecto a los ejercicios anteriores.

El pasado ejercicio se ingresó un montante de 100.492,92 millones de euros, es decir, 9.340,38 millones menos de lo inicialmente previsto (109.833), rémora que heredan las cuentas de este año y en las que se preveía un incremento de los ingresos que superase 117.242 millones.

En este sentido Montoro ha recordado esta mañana que para dar una solución urgente al déficit en las cuentas de la Seguridad Social, en los Presupuestos Generales de 2016 se preveía la “apertura al inicio de la legislatura del Pacto de Toledo, con el objetivo de abordar el sistema de financiación de la Seguridad Social y aportar nuevos instrumentos”, orientados especialmente a dar sostenibilidad por otras vías a las pensiones no contributivas.