Sectores

Hoy se celebra el Día Mundial de la Salud

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado, con motivo de la celebración hoy del Día Mundial de la Salud, de que más de un millón de personas mueren cada año por enfermedades transmitidas por vectores. Es decir, insectos que transmiten patógenos, como los mosquitos, las chinches o las garrapatas.

Por esto, la OMS ha decidido que el Día Mundial de la Salud 2014, que se celebra este lunes, se centre en estas enfermedades, como el paludismo, el dengue, la filariasis linfática, la fiebre chikungunya, la encefalitis japonesa y la fiebre amarilla, que contraen cada año unos 1.000 millones de personas.

Bajo el lema ‘Pequeño bocado, gran amenaza’, la OMS advierte de “la grave y creciente amenaza” de las enfermedades transmitidas por vectores, que, por otra parte, son totalmente prevenibles.

“Nadie en el siglo XXI debe morir por la picadura de un mosquito, una mosca de arena, una mosca negra o una garrapata”, señaló la directora

general de la OMS, Margaret Chan, quien agregó que “una agenda de salud global que dé prioridad a la lucha contra los vectores podría salvar muchas vidas y evitar tanto sufrimiento”.

MOSQUITERAS

En este sentido, recordó que los mosquiteros tratados con insecticida y la fumigación de interiores salvan millones de vidas. Y este es precisamente el problema, que las poblaciones más afectadas por este tipo de enfermedades son las más pobres, las que no pueden pagar una mosquitera porque ni tan siquiera disponen de una vivienda digna ni de agua potable.

Chan advirtió, asimismo, que muchas enfermedades transmitidas por vectores han resurgido o se han propagado en los últimos 20 años por los cambios ambientales, el aumento masivo de los viajes y del comercio internacional, los cambios en las prácticas agrícolas y la urbanización no planificada.

De todas las enfermedades vectoriales, a la OMS le preocupa especialmente el dengue, transmitido por mosquitos, presente en 100 países y que pone en riesgo a más de 2.500 millones de personas, más del 40% de la población, y que recientemente se han dado casos en China, Portugal y Florida (Estados Unidos).

En España, en concreto, no se ha detectado ningún caso de dengue autóctono por el momento, aunque sí se han producido casos de dengue autóctonos en países europeos, como el ocurrido en 2012 en la Isla de Madeira (Portugal).

En lo que respecta a la malaria, en 2010 se registró el primer caso en España desde su erradicación en el año 1964, mientras que en 2011 se registró en Grecia el primer gran brote en el continente europeo en casi medio siglo, con 61 afectados, que los expertos atribuyeron a fallos en los sistemas de control.

La Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas (Anecpla) ha hecho un llamamiento a la sensibilización ciudadana ante este tipo de enfermedades que pueden volver a Europa “a causa de la globalización, el desarrollo del turismo global o el transporte de mercancías por el mundo”.

Por estas razones, reclama “el aumento del control de las autoridades sanitarias para detectar los posibles casos que puedan producirse, y que aumenten los mecanismos de control en puertos, aduanas y aeropuertos para evitar la propagación de este tipo de enfermedades por todo el planeta”.

Fuente: Servimedia