Destacado Empresas

IAG dispara su beneficio en el primer semestre hasta los 1.408 millones gracias a partidas excepcionales

International Airlines Group (IAG), el holding propietario de British Airways, Iberia, Vueling y Aer Lingus, registró un beneficio después de impuestos de 1.408 millones de euros entre enero y junio de 2018, lo que supone un 132% más con respecto al resultado obtenido en el mismo periodo del año anterior (607 millones), gracias a unas partidas excepcionales de 620 millones.

Según comunicó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el beneficio operativo de las aerolíneas del grupo ascendió a 1.115 millones, un 17,4% más.

Las partidas extraordinarias se debieron al cierre de los planes de pensiones NAPS y BARP de British Airways, que dieron lugar a una reducción excepcional del pasivo por prestaciones definidas por valor de 872 millones de euros y de los costes en efectivo asociados por acuerdos transitorios por valor de 192 millones de euros. Estos importes se presentaron netos como partida excepcional de 678 millones de euros dentro de la cuenta de resultados.

Sin tener en cuenta las partidas excepcionales, el resultado después de impuestos alcanzó los 835 millones, lo que representa un incremento del 24,8% con respecto al resultado de hace un año (669 millones).

El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, afirmó los resultados fueron “muy positivos”, pero añadió que “desafortunadamente, las huelgas de los controladores de tráfico aéreo franceses continuaron impactando las operaciones de nuestras aerolíneas y afectando a nuestros clientes. Vueling se vio particularmente afectada e incurrió en un coste adicional de incidencias de 20 millones de euros en el trimestre. Estas huelgas también están teniendo un impacto negativo significativo en la economía y el turismo en España”.

INGRESOS Y GASTOS

En su conjunto, las aerolíneas del holding obtuvieron unos ingresos de 11.206 millones, un 3,1% más. Por venta de billetes facturaron 9.938 millones, un 3,6% más; los ingresos de carga fueron de 557 millones, un 3,5% más, y otros ingresos sumaron 711 millones (+3,7%).

Por otro lado, los gastos del holding ascendieron a 10.091 millones, un 1,8% más. Los gastos de combustible y derechos de emisión alcanzaron los 2.437, con un incremento del 9%, y los gastos de personal se situaron en 2.373 millones, un 0,1% más.

Por aerolíneas, el beneficio operacional de British Airways fue de 868 millones de euros antes de partidas excepcionales, frente a los 740 millones del mismo periodo de 2017; Iberia consiguió un beneficio de 102 millones, por encima de los 87 millones de un año antes; Aer Lingus logró un beneficio de 104 millones, duplicando el de 2017 (53 millones), y Vueling registró unas pérdidas de 11 millones, frente a los siete millones que perdió un año antes.

Por su parte, la deuda del grupo ascendió a 6.198 millones, un 11,8% más con respecto a la que alcanzó a finales de junio de 2017, de 7.024 millones.

En cuanto a las perspectivas de negocio de IAG, el holding señaló que a los niveles actuales del precio del combustible y tipos de cambio, aún espera que su beneficio de las operaciones en 2018 muestre un incremento respecto al año anterior. Se espera que tanto los ingresos unitarios de pasaje como los costes unitarios, excluido el combustible, mejoren a tipos de cambio constantes.