Empresas

Iberdrola gana un 19,5% menos por el impacto regulatorio

Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 1.831,3 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone una caída del 19,5% respecto a los 2.274,8 millones del mismo periodo de 2013 por los efectos regulatorios en España, según informó este miércoles la eléctrica a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Estos resultados se enmarcan en un entorno operativo “complejo”, caracterizado por una “cierta mejora” en la situación macroeconómica a nivel internacional pero que “no se concreta todavía en una mayor demanda de electricidad y gas en la Eurozona”.

La compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán destacó además que el ejercicio 2014 se ve impactado por los efectos de las modificaciones regulatorias y fiscales en España, que minoran los ingresos de los distintos negocios, especialmente el de renovables.

En concreto, la energética señaló que la aplicación del real decreto 9/2013 de medidas urgentes para el sector eléctrico tuvo un impacto de 465 millones en los nueve primeros meses, con un efecto “especialmente negativo” en energías renovables (255 millones) y cogeneración (18 millones).

Aun así, el resultado bruto de explotación (Ebitda) creció un 1,4% en los nueve primeros meses, hasta 5.211 millones, gracias al buen comportamiento operativo y a las inversiones realizadas en los últimos años, pese al impacto de la regulación renovable en España y de la sequía en Brasil. Esta evolución positiva del Ebitda continuará en el último trimestre, con una previsión de alcanzar los 6.600 millones al cierre del ejercicio con la contribución positiva de todas las áreas.

Asimismo, Iberdrola casi triplicó su beneficio neto de explotación, al pasar de 1.376 a 3.073 millones registrados hasta septiembre de este año, mientras que redujo su facturación un 4%, hasta 22.196,8 millones.

De esta forma, el margen bruto repuntó ligeramente, hasta los 8.874,2 millones, al tiempo que la producción neta alcanzó los 103.892 gigavatios hora (GWh), lo que supone un repunte del 2,5%. La capacidad instalada de Iberdrola hasta septiembre es un 0,8% superior a la del mismo período del año anterior.

La energética redujo hasta septiembre un 0,3% su plantilla, situándola en 28.137 trabajadores, mientras que aumentó su número de usuarios de electricidad (+1,5%) y de gas (+0,8).

Hasta septiembre, el flujo de caja operativo alcanzó los 3.998 millones y superó la inversión bruta realizada en todos los negocios, que se situó en 2.344.

Igualmente, la deuda bajó respecto al cierre del tercer trimestre del año anterior y se situó en 24.673 millones. “La esperada titulización del déficit de tarifa correspondiente a 2013 antes de fin de año permitirá a la empresa mejorar y anticipar el objetivo de deuda marcado para 2016”, resaltó la energética.

MANTIENE EL DIVIDENDO

A pesar de la caída de su beneficio, la compañía indicó que la “fortaleza” de su modelo de negocio hará posible mantener para 2014 la remuneración al accionista en al menos 0,27 euros por acción, con una rentabilidad por dividendo superior al 5%.

El Consejo de Administración ha aprobado llevar a cabo una nueva edición del programa ‘Iberdrola Dividendo Flexible’ correspondiente a lo que habría sido el dividendo a cuenta con cargo a los resultados de 2014, que se acometerá en diciembre de este año con un precio fijo mínimo de 0,125 euros brutos por cada derecho de asignación gratuita.

El resto de la retribución de este año se efectuará en julio de 2015, tras su aprobación por la Junta General de Accionistas.

SERVIMEDIA