Iberdrola garantiza el empleo en Almaraz durante 25 años

Iberdrola destacó este viernes que el acuerdo para cerrar la central nuclear de Almaraz (Cáceres) en 2028 aporta visibilidad al sector nuclear en España y garantiza la continuidad de la actividad económica y el empleo vinculado a la central en los próximos 25 años, tanto durante la explotación de la planta como con los posteriores trabajos de desmantelamiento que podrán extenderse hasta en 15 años.

En un comunicado, Iberdrola explica que esta actividad se verá reforzada con las inversiones en renovables que la compañía ha anunciado recientemente para Extremadura. En concreto, prevé poner en marcha 2.000 nuevos megavatios (MW) de potencia fotovoltaica y eólica hasta 2022 en la región, lo que situará a esta comunidad en el centro de su estrategia renovable en Europa. La nueva capacidad supondrá, además, duplicar la potencia instalada correspondiente a Iberdrola en la central nuclear de Almaraz.

La eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán construye en estos momentos el parque Núñez de Balboa (Badajoz) que, con 500 MW de capacidad instalada, será el mayor complejo fotovoltaico de Europa.

Asimismo, cuenta con otros proyectos renovables en avanzado estado de desarrollo, como las plantas fotovoltaicas cacereñas de Ceclavín, Arenales y Campo Arañuelo I y II. Esta apuesta de la compañía se enmarca en su plan para impulsar las energías renovables en España, donde la empresa invertirá 8.000 millones de euros entre 2018 y 2022 y pondrá en marcha 10.000 nuevos megavatios hasta 2030, tal y como anunció en la reciente actualización de sus Perspectivas Estratégicas en Londres.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies