Empresas

Iberia llega a un acuerdo laboral con los pilotos, el del personal de tierra aún tardará en llegar

Como ya adelantábamos en Gestiona Radio el pasado viernes, Iberia y el sindicato de pilotos (SEPLA) han llegado a un acuerdo. Según contaba en el programa Pulso Empresarial, Doménc Biosca, presidente de la Asociación de Expertos en Empresas Turísticas “se ha pactado por una razón” porque si se llegaban a un acuerdo de moderación salarial “se hará una compra de 52 aviones, lo que significa más personal, que no habrá EREs y habrá pilotos que puedan volar y no se tengan que ir a otros países. Añadía Biosca que el acuerdo con el personal de tierra es más lento aunque cree que “con el sentido común de todos van a poder llegar a un acuerdo una vez que vengan los aviones y tener a Iberia donde ha tenido que estar siempre”.

El presidente de Iberia, Luis Gallego ha explicado que tras firmar un preacuerdo con el sindicato de pilotos (Sepla) se pone fin a años de conflicto laboral, aunque la compañía sigue a la espera de obtener acuerdos con el resto de colectivos para ampliar su flota y su oferta de rutas. Así lo ha explicado Gallego junto al responsable de la sección sindical del Sepla en Iberia, Justo Peral, con motivo de la firma de dicho preacuerdo, que debe ser ratificado por la asamblea de pilotos.

Ambos han coincidido en que tanto Iberia como Barajas podrán crecer y ser líderes en las conexiones entre Europa y Latinoamérica gracias a dicho acuerdo. A su vez, Peral se mostró convencido de la aprobación del mismo por parte de la asamblea de pilotos. En cuanto al resto de colectivos, gallego afirmó que “las negociaciones siguen adelante” y aunque no habló de plazos, apuntó que Iberia quiere presentarse en marzo a los concursos del ‘handling’ de Aena “de la mejor manera posible”.

“Este es un paso muy importante y seguiremos trabajando en el acuerdo con el resto de trabajadores de la compañía que son tan importantes como los pilotos para tener un futuro brillante en Iberia”, prosiguió. Sobre el pacto con el Sepla, destacó que “nos quita uno de los principales problemas que teníamos para llevar a cabo un crecimiento sostenible y rentable”, que era el coste de estos profesionales pese a que recuperan un 4% de su salario, tal y como se estableció en la mediación de Gregorio Tudela.

A este respecto, Peral aseguró que el acuerdo permitirá un ahorro a Iberia que puede alcanzar el 62% con respecto al año pasado y que la pone en una situación más competitiva que compañías de bajo coste como Ryanair o Easyjet, ya que el límite de horas de vuelo será el máximo legal, 900.

En esa línea, Gallego aseguró que con este acuerdo Iberia no necesitará que otra compañía de International Airlines Group (IAG), Vueling, crezca en el aeropuerto de Barajas, algo que seguirá teniendo restringido, ya que sus costes serán similares.

Iberia Express
En relación a Iberia Express, uno de los aspectos más complicados del acuerdo, Gallego explicó que fija un protocolo para que los pilotos de Iberia sean comandantes de la filial de bajo coste, aunque sin que eso suponga un “escalafón único”, ya que seguirá siendo independiente y podrá contratar fuera de Iberia. De esta manera, afirmó que “queda superado” el laudo de Jaime Montalvo. Además, establece un límite a su crecimiento que se sitúa en el 25% de la producción de Iberia medida en AKOS (asientos ofertados). Con esta restricción Gallego estima que alcanzará los 25 aviones en 2017, frente a los 14 con que cuenta en la actualidad.

Por su parte, el responsable del Sepla apuntó que pese a que los costes de Iberia y Express serán muy similares a partir de ahora, la filial podrá actuar “con más agilidad para abrir nuevos mercados y para competir con las ‘low cost'”. Por último, Peral valoró la influencia en este acuerdo de la ministra de Fomento, Ana Pastor, y del laudo de Jaime Montalvo, que, según concluyó, “nos enseñó el camino para resolver el problema más grande y el obstáculo mayor, que era Iberia Express”.

Fuente. Servimedia/Redacción