Empresas Sectores

Iberia pide a Fomento la llegada del AVE a la T4 de Madrid-Barajas

El presidente de Iberia, Luis Gallego, defendió este martes que la conexión ferroviaria de alta velocidad a la terminal T4 del aeropuerto de Barajas “es la inversión más rentable que se puede hacer en el desarrollo del AVE”.

Así se expresó Gallego durante un acto informativo organizado por la Asociación Española de Directivos (AED), donde estimó que la inversión necesaria para llevar el AVE a Barajas oscila entre 100 y 800 millones de euros. Para el máximo responsable de Iberia, dicha cuantía debe compararse con las grandes inversiones realizadas por España en este medio de transporte, inversiones que han sido cuestionadas por un reciente informe de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) que revela que pese a ser el país con más kilómetros de alta velocidad, es también el que menos pasajeros por kilómetro tiene.

Según Gallego, esto se produce porque algunas de las inversiones realizadas no han sido tan buenas como sería la conexión a la T4, por lo que mostró su esperanza de que se pueda llevar a cabo en la próxima legislatura.

A este respecto, consideró que podría ser una buena opción dar entrada a la iniciativa privada en la construcción de esta conexión, aunque rechazó que Iberia se pueda plantear invertir en ella. “En España la infraestructura ya está hecha y ahora hay que aprovecharla”, prosiguió Gallego, quien advirtió que el ‘hub’ de Barajas “hay que cuidarlo y tratarlo con cariño, porque es una infraestructura de primera división”.

Sobre otros asuntos, explicó que la compañía espera tener resuelto el nuevo sistema para operar el ‘puente aéreo’ entre Madrid y Barcelona durante el primer semestre de 2015 y apuntó que dicha solución utilizará los recursos de todo el grupo. Esto supone que en determinados horarios la conexión se podría operar con aviones de Vueling o Iberia Express, de hasta 180 plazas, mientras en otras franjas se utilizarían los de air Nostrum, con hasta 100 plazas.

En cuanto a los objetivos económicos de Iberia, afirmó que “debe contribuir mucho más” al incremento de los beneficios operativos del holding IAG de lo que lo ha hecho en 2014, cuando ganó 50 millones. Para 2015, el conjunto del grupo quiere ganar 800 millones más de los 1.400 obtenidos el pasado ejercicio.

También se refirió al interés de IAG en la compra de Air Lingus. Destacó que la adquisición de esta compañía irlandesa permitiría desarrollar las rutas en el Atlántico norte, desarrollo que actualmente está limitado por la saturación del aeropuerto londinense de Heathrow.

Por último, aseguró que una posible compra de la portuguesa TAP no es una operación que “a día de hoy no está dentro de nuestras prioridades”.

SERVIMEDIA