Empresas

Iberia quiere poner fin a la sangría económica que le supone el puente aéreo entre Madrid y Barcelona

Iberia quiere poner fin a la sangría económica que le supone actualmente el puente aéreo entre Madrid y Barcelona a lo largo del primer semestre de 2015 aunque todavía no ha decidido cuál de las alternativas que contempla será la definitiva. Fuentes de la aerolínea explican que esta ruta es la que le genera más pérdidas en este momento entre otros motivos por la fuerte competencia que le supone el tren de alta velocidad.

Sin embargo, la compañía considera que a diferencia de otros trayectos más cortos como las rutas entre Madrid y ciudades como Sevilla, Málaga, Alicante o Valencia, el avión puede ser todavía competitivo en este trayecto emblemático en la historia de la aerolínea y que llegó a ser la ruta nacional con más tráfico aéreo en Europa. De hecho, en el sector aéreo se considera que el avión no puede competir con el tren de alta velocidad en trayectos inferiores a 500 kilómetros pero si en distancias algo superiores como la que separa a las dos principales ciudades españolas.

En estos momentos, pese a la falta de rentabilidad de la ruta para Iberia, la cuota de mercado del tren de alta velocidad entre estas dos ciudades supera el 60%. Además, para la compañía del grupo IAG es también muy importante el flujo de pasajeros que llegan desde el aeropuerto barcelonés a Madrid para tomar vuelos de largo radio.

Entre las alternativas manejadas por la dirección de la aerolínea, destaca la posibilidad de crear una empresa mixta, una ‘join venture’, con Vueling similar a la que tiene con British Airways para operar el Madrid-Londres. Otras posibilidades pasan por utilizar su filial de bajo coste Iberia Express, compañía que de momento no ha volado nunca a Barcelona, o su franquiciada Air Nostrum, compañía que nunca ha operado la ruta entre estas dos ciudades.

Desde la dirección de Iberia se considera que con los actuales acuerdos con los sindicatos no va a tener problemas laborales sea cuál sea la alterativa escogida, a diferencia de lo ocurrido cuando intentó utilizar a Vueling para hacer vuelos de conexión de Iberia en 2011 o cuando lanzó Iberia Express.

SERVIMEDIA

Foto: GTRES