Empresas

Iberia vuelve a ganar pasajeros en 2014

Iberia cerró 2014 con unos 10.998.000 pasajeros, con lo que logró un incremento anual de su tráfico del 1%, cerca de 110.000 clientes, en el que supone su primer ejercicio con ganancia de tráfico desde 2006, año en que se inauguró la T4 del aeropuerto de Barajas.

Como consecuencia, según los datos de tráfico de Aena extraídos, en estos siete años de descensos ha pasado de ser la compañía líder en los cielos españoles, con 27.873.000 pasajeros, a ser la tercera por detrás de Ryanair, que la superó en 2010, y Vueling, su compañera en International Airlines Group (IAG), al perder el 60,5% de su tráfico.

El descenso ha sido mucho más acusado en el tráfico nacional, donde Iberia es ahora la sexta compañía en España, por detrás, además de Vueling y Ryanair, de Air Europa, de su filial de bajo coste Iberia Express y de su franquiciada Air Nostrum. En concreto, la compañía presidida ahora por Luis Gallego ha reducido su clientela en vuelos nacionales un 84%, al pasar de 14.696.000 en 2006 a 2.349.719 en 2014.

Este descenso del tráfico nacional se explica en gran parte por la decisión de la compañía de operar estas rutas a través de otras empresas como Clickair, creada en 2006 para competir con Vueling y que en 2009 se fusionó con la compañía entonces presidida por Josep Piqué, o Iberia Express, aerolínea nacida en 2012, en una estrategia para hacer frente al auge de las ‘low cost’.

De hecho, si se suma el tráfico de estas tres compañías en 2014, alcanzan conjuntamente los 33.056.000 clientes en España, lo que supone un incremento del 18,6% con respecto al tráfico de Iberia en 2006, cerca de 5,2 millones más de pasajeros.

2013 AÑO NEGRO

El año con una mayor caída fue 2013, cuando Iberia se dejó un 28,6% de sus pasajeros como consecuencia de la aplicación del plan de transformación lanzado en 2012 y de las movilizaciones llevadas a cabo por sus trabajadores de tierra y sus tripulantes en protesta por el mismo que culminaron con la mediación de Gregorio Tudela.

A continuación, el segundo año con mayor caída porcentual del tráfico fue 2012, cuando perdió un 14,7% de su clientela en un ejercicio marcado por el nacimiento de Iberia Express y por las huelgas de pilotos que acabaron con el laudo dictado por Jaime Montalvo. También se dejó más de un 10% de su tráfico en 2008, año de la puesta en marcha del AVE a Barcelona que se saldó con un descenso del 13,1% de sus pasajeros en el que fue el inicio del ocaso del puente aéreo, servicio que Iberia podría dejar de ofrecer en 2015.

Otro año con una caída significativa fue 2011, cuando cedió un 11,9% de su clientela tras cerrar su fusión con British Airways, lo que dio origen al nacimiento de IAG, holding aéreo al que ahora también pertenece Vueling y que está interesada en comprar la irlandesa Aer Lingus.

En estos siete años de descensos Iberia ha asistido también a la desaparición de compañías competidoras como Air Madrid, que dejó de volar en diciembre de 2006; Air Comet, en diciembre de 2009, o Spanair, que lo hizo en enero de 2012, lo que benefició especialmente a la actividad de Vueling en Barcelona.

SERVIMEDIA