Economía

Ibex: el primer asalto a los 11.000 puntos resulta fallido

Las bolsas europeas comenzaron la sesión en positivo, pero cambiaron de signo a lo largo del día y terminaron por consolidar los descensos tras la apertura bajista en Wall Street. El CAC francés ha sido el único de los principales índices que ha logrado evitar las pérdidas al avanzar un +0,33%. El Eurostoxx ha retrocedido un -0,11%, el DAX alemán un -0,48% y en Londres el FTSE ha finalizado prácticamente plano.

Los mercados han dejado patente que continúan preocupados por las tensiones políticas en diversos puntos del planeta, especialmente en la franja de Gaza y en Ucrania.

El Ibex arrancó la semana cerca de los 11.000 puntos, un nivel que ahora ve algo más lejos tras haberse dejado un -0,08% hoy. Cara y cruz para las compañías que han presentado resultados esta mañana: Dia ha cedido un -1,13% mientras que la nacionalizada Bankia ha subido un 1,31%, colocándose en lo más alto de la clasificación sólo por detrás de Gamesa (+4,23%). También ha sido noticia Inditex, ya que hoy se ha llevado a cabo el split de sus acciones a razón de 5×1. Sus títulos se han revalorizado un 0,52% durante la sesión hasta los 22,49€.

En su debut en el MAB, la pequeña empresas Only-Apartments salía a bolsa a un precio de 1,26€ y ha conseguido cerrar en 1,98€, lo que le otorga una capitalización bursátil de 15,3 Mn€.

En Estados Unidos seguimos viendo operaciones corporativas, como la anunciada hoy por Zillow, que adquiere Trulia por 3.500 Mn$. La empresa resultante será uno de los portales inmobiliarios online más importantes de región. Además, la cárnica Tyson Foods ha comunicado la venta de su negocio de avicultura en México y Brasil por un total de 575 Mn$.

Las publicaciones macroeconómicas más relevantes de hoy han venido del lado americano: el PMI servicios de julio se mantiene en los 61 puntos, ligeramente superior a la media de estimaciones del consenso de Bloomberg. El PMI compuesto queda una décima por debajo de la lectura anterior (60,9); hace 1 año, el indicador estaba en 56,8. La lectura del mes es la más baja desde mayo de 2014, aunque se suman ya 9 meses consecutivos en zona de expansión. Los nuevos pedidos caen desde 60,8 hasta 58, el nivel más débil desde abril 2014.

Dentro del mercado inmobiliario, las ventas de viviendas pendientes de junio descendieron de manera inesperada un -1,1% durante el último mes (el consenso esperaba un crecimiento del +0,5%). Algunos analistas lo achacan a la limitada disponibilidad de préstamos para la adquisición de viviendas y al lento crecimiento de salarios. La tasa interanual queda en -4,5%, vs -5,2% estimado y -6,9% anterior. En relación al mes anterior, se aprecia un mal comportamiento de las zonas Noreste (-2,9%) y Sur (-2,4%), mientras que Medio Oeste crece +1,1% y Oeste +0,2%. En lo que a precios en el sector se refiere, mañana estaremos atentos a la publicación del índice de precios de vivienda Case-Shiller, que apuntan a un aumento del 0,30% respecto a mayo.

A pesar de estas referencias, las más importantes de la semana está aún por llegar. La cita clave será la reunión de la Reserva Federal de la que tendremos noticias el miércoles, sin menospreciar las cifras de PIB ese mismo día y los datos del informe de empleo el viernes. En Europa, prestaremos atención a los resultados empresariales así como a la publicación de las encuestas de confianza, al IPC estimado y a la tasa de desempleo.

Self Bank