Nacional

Imputan por prevaricación al jefe de la Guardia Civil de Melilla por las devoluciones en caliente

GTRES
GTRES

El titular del juzgado de primera instancia e instrucción número 2 de Melilla ha imputado por un presunto delito de prevaricación al jefe de la Guardia Civil de la ciudad autónoma, que habría estado ejecutando ‘devoluciones en caliente’ de inmigrantes a Marruecos, práctica prohibida en la Ley de Extranjería.

El juez quiere que el responsable de la Guardia Civil en Melilla declare el 3 de octubre sobre los hechos ocurridos el 18 de junio y 13 de agosto, cuando un número indeterminado de inmigrantes saltó la valla, y fueron “entregados de manera inmediata a las fuerzas auxiliares marroquíes sin aplicar la legislación de extranjería”, tampoco el convenio de readmisión de inmigrantes firmado con Marruecos.

Según detalla el auto, el jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla “dicta la orden ‘Dispositivo anti intrusión en la valla perimetral de Melilla y protocolo operativo de vigilancia en fronteras’ y es la persona al mando del dispositivo”. Se le imputa para esclarecer “si se llevaron a cabo entregas de ciudadanos extranjeros a las autoridades marroquíes sin observar la legislación española vigente y, si esto fuera así, si tal manera de actuar pudiera ser constitutiva de infracción penal”.

Se trata de un paso más en las diligencias incoadas el pasado mes de agosto cuando, ante la querella presentada por Andalucía Acoge, SOS Racismo y Prodein, el juzgado comenzó a investigar la posible responsabilidad y comisión de delitos en la acción de policías marroquíes y efectivos de la Guardia Civil durante las devoluciones de inmigrantes en Melilla del 18 de junio.