Opinión

Iñaki Urdangarín y Diego Torres ¡Despedidos!

El contable de Nóos ha confesado hoy ante la Fiscalía Anticorrupción que la Fundación no funcionó nunca sin ánimo de lucro, sino como una sociedad mercantil. Ha dicho Marcos Tejeiro, el cuñado de Torres, que fueron ambos socios los que manejaban todas las decisiones para poder desviar fondos públicos recaudados en Valencia y Baleares.

Así mismo, también ha dicho el contable que la sociedad Aizoon nunca tuvo movimiento, nunca tuvo trabajadores porque era una simple pantalla para desviar dinero. Añade que el duque de Palma y su mano derecha urdieron una trama societaria en paraísos fiscales para esconder el dinero y pagar menos impuestos.