Empresas

Indra multiplicó sus perdidas en 2015, superando los 641 millones de euros

La deuda neta del grupo se sitúa en los 700 millones de euros, reduciéndose un 16 por ciento

El grupo Indra perdió 641,2 millones de euros en 2015, según informó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Esta cuantía supone que se haya multiplicado por siete las pérdidas de 2014 que “solo” llegaron hasta los 91,9 millones.

Por su parte, las ventas del ejercicio también cayeron, por valor de tres puntos, durante el pasado año y se quedaron en 2.850 millones de euros. Lo que se traduce en 88 millones menos que 2014.

Con estos datos, el gigante de la tecnología logró reducir su deuda neta un 16 por ciento en el cuarto trimestre de 2015, para que acabe situándose en los 700 millones de euros. Una cifra que habría sido de 78 millones menos, sin tener en cuenta los costes de la reestructuración de plantilla.

Una nueva estructura que busca la eficiencia 

El caso es que desde la compañía se destaca que los ajustes laborales y la citada reestructuración fueron, en parte, causantes de los resultados finales. Por ejemplo, el flujo de caja generada final obtuvo un saldo negativo de 50 millones de euros que habrían ascendido hasta cifras positivas –de 28 millones- si no se hubiera realizado esta.

Estos planes de eficiencia que puso en marcha la compañía tendrán, por lo tanto, sus efectos positivos en el futuro. De hecho, ya se comenzaron a ver sus primeros efectos en el último trimestre del año 2015.

Diario Financiero