Empresas

Indra ve crecer sus beneficios en 2016, reduciendo gastos

La compañía experimento un aumento en sus resultados, a pesar de una caída de los ingresos totales

Indra alcanzó un beneficio neto de 11,8 millones de euros en el primer trimestre de 2016, por lo que supera las pérdidas de casi 20 millones del mismo periodo de 2015 y a pesar de que las ventas de la compañía ha caído en seis puntos en moneda local.

Con ello, el beneficio antes de impuestos ascendió hasta los 29 millones de euros, por lo que también logró crecer frente al millón negativo registrado durante el arranque del ejercicio anterior.

La compañía tecnológica ha presentado este lunes los resultados correspondientes al arranque del año.  El descenso en las ventas, cifradas en 628 millones de euros se explica por una política de contratación más selectiva, Latinoamérica y a retrasos en proyectos en países dependientes del petróleo y materias primas.

Los otros ingresos se situaron, por su parte en los 8,9 millones de euros, frente a los 33,2 millones del año anterior como consecuencia, explica la empresa, de “la menor aplicación de subvenciones de proyectos de I+D finalizados y la menor capitalización de gastos en este sentido”.

Caen los gastos

Los gastos operativos cayeron, también, un 15% en el trimestre en su tasa anual, a consecuencia de los planes de optimización de costes que la compañía ha implementado y debido también por el menor volumen de ventas.

En este sentido, los gastos de personal se han situado en 331 millones de euros, un descenso de 10 puntos, al reducirse la plantilla media en el periodo en seis puntos. Por otro lado, los aprovisionamientos y otros gastos de explotación también se redujeron un 21% -263 millones de euros en total-.

Se reduce la deuda

Gracias a estos datos, Indra logró deshacerse de parte de su deuda, que se sitúa ya en los 659 millones de euros. Así, la tasa de caída es del 11%, si se compara con los 741 millones con los que contaba en marzo de 2015.

Solo crece AMEA

Por situación geográfica las ventas cayeron en todos los mercados en los que opera la multinacional de la tecnología, excepto en AMEA –constituida por Asia, Oriente Medio y África- donde experimentó un ‘fuerte’ ascenso que llegaba al 56% en moneda local y a los 54 puntos porcentuales en el reportado.

En esta zona económica, las ventas se han visto impulsadas por el segmento de T&D, donde Defensa y Seguridad,  y Transporte y Tráfico han tenido un especial protagonismo. También ha presentado una tendencia positiva la división de Energía e Industria.

Problemas en el resto del mundo

Mientras tanto, en España el descenso de cuatro puntos en ventas se explica por un mal comportamiento de Telecom y Media, de las Administraciones públicas y el de Servicios financieros, que no han podido ser compensadas con el ascenso de Defensa y seguridad, y de Energía e Industria.

La situación en Latinoamérica se explica por el avance en el cierre de proyectos problemáticos en Brasil, lo que ha contribuido a la mejora de la rentabilidad en la región y se espera que para finales del presente ejercicio se hayan finalizado todo este tipo de operaciones.

Por su parte, Europa y Norteamérica explican su bajada por la menor contribución al proyecto europeo del Eurofighter en este trimestre. Mientras tanto, la actividad del vertical de transporte y tráfico se ha visto afectada por el retraso de ciertos proyectos en algunos países.

Cabe recordar, en este punto, que Defensa y Seguridad, y Transporte y Tráfico concentran la mayor actividad de la zona.