Economía

Inesperadas caídas en la última sesión de la semana

Las bolsas europeas se han dado un buen batacazo en la sesión de hoy. Sin demasiadas noticias que lo justificaran, la preocupación de los inversores ante las próximas citas clave podría estar detrás las órdenes de venta.

Los descensos han venido liderados por el sector financiero, de ahí que índices como el MIB italiano o el Ibex hayan sido los más castigados (-3,62% y -3,18% respectivamente). Les han seguido las bolsas de Alemania y Francia con pérdidas superiores al -2%. Ante la caída de la libra esterlina, que evidencia el temor del mercadeo a un Brexit, el FTSE 100 londinense se ha dejado un -1,86%.

A unas horas del cierre, tampoco se libraban las bolsas de Wall Street, aunque allí los números rojos no superaban el punto porcentual.

Tampoco ha sido el día para el mercado de materias primas. El barril Brent caía al cierre de Europa un -2%, pasando a cotizar por debajo de los 51 dólares. En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono español a diez años subía hasta el 1,45% tras marcar ayer mínimos desde mayo de 2015.

A Sacyr (-11,34%) y a OHL (-8,15%) no les ha sentado nada bien su exclusión del Ibex a partir del día 20. Les afectará desde el punto de vista reputacional y a nivel operativo, ya que son muchos los productos de gestión pasiva que dejarán de contar con ellos.

El caso contrario es el de Cellnex (-0,50% hoy) y Viscofan (+0,17%) que serán sus sustitutas dentro del índice. La mayor visibilidad que les da este cambio y el `efecto réplica´ que provocarán las gestoras de ETFs y fondos indexados debería tener un impacto positivo en su cotización. Otra de las consecuencias de este cambio de composición la ha recogido de buen agrado Indra (+0,27%), aliviada tras saber que seguirá en el Ibex al menos seis meses más.

Dentro del sector financiero, cabe destacar el desplome de entidades como Mapfre (-5,53%), Caixabank (-5,24%), Santander (-5,04%) o BBVA (-4,15%). El único banco que se ha salvado hoy de la quema ha sido el Banco Popular, si bien es cierto que venía de caer más de un 9% desde inicios de semana. En el último día de negociación de los derechos de suscripción de la ampliación de capital que pretende completar, las acciones han sumado un +1,91% y sus derechos casi un +25%.

Dentro del mercado continuo, sorprende la subida del +4,78% (hasta los 8,39 euros) para Applus, ya que ayer mismo Carlyle se deshizo de su participación del 13,97% a un precio de 7,95 euros. Al tratarse de un fondo de capital riesgo, sus títulos podrían haber tenido ya descontada esta desinversión.

En una semana que se antojaba de tránsito por la ausencia de acontecimientos importantes, la caída de hoy ha hecho perder al Ibex un -3,5% durante la semana. La semana que viene, que estará marcada por las reuniones de varios bancos centrales (Fed, Banco de Inglaterra y Banco de Japón), tratará de rebotar desde los 8.490 puntos.

Felipe López-Gálvez, Selfbank