Política Sectores

Íñigo Fernández de Mesa cree que no será necesario realizar un ajuste de 20.000 millones de euros

Por otro lado, ha confirmado en la entrevista que Economía estudia arbitrar en el caso de los pequeños inversores de Bankia

El todavía secretario de Estado de Economía en funciones, Íñigo Fernández de Mesa ha declarado este viernes, ante los micrófonos de Radio Nacional de España, que “los datos déficit público para 2015 van a ser buenos”, por lo que no cree que el próximo Gobierno vaya a tener que realizar un ajuste de 20.000 millones de euros, como han apuntado los últimos rumores.

El propio de Mesa ha confesado que es difícil valorar el ajuste a realizar, cuando aún no se conocen los datos oficiales de déficit para el ejercicio anterior: “Cada uno puede hacer los cálculos que vea oportuno; pero sin tener la cifra de déficit público de 2015, que va a ser buena y en línea con lo inicialmente previsto- es imposible hacer ningún tipo de cálculo”.

Y es que, la Comisión Europea prevé  un déficit de 4,8 puntos que se acerca al 4,2 por ciento que España habría apalabrado. En este sentido, el secretario de Estado ha confirmado que “las cifras que nos presenta la Comisión son muy positivas. Es la sexta vez que nos revisa al alza sus previsiones”.

Por otro lado, la única desviación que ven factible desde el Gobierno en funciones es la que pueda proceder por parte de las comunidades autónomas, destacando el papel de los ayuntamientos, “que se han comportado mejor de lo esperado”.

Arbitraje para los inversores minoristas de Bankia

Mientras tanto, de Mesa ha confirmado durante la breve entrevista que tras las últimas sentencias del Tribunal Supremo, “el Ministerio de Economía está estudiando de forma seria tomar la iniciativa para dar una salida ágil y rápida a los inversores minoristas”.

Un futuro arbitraje que “ahorraría a los contribuyentes, aproximadamente, unos 500 millones de euros en gastos jurídicos”. Finalmente, lo que se quiere conseguir es  “apoyar a los perjudicados, igual que se hizo con los afectados por las preferentes”.

Diario Financiero