Sectores

Intel intenta ganar nuevos clientes corporativos con el impulso de un nuevo chip

Intel pretende estimular la demanda de clientes corporativos como bancos y cadenas minoristas con un procesador de alta gama para servidores.

En los últimos ejercicios, Intel ha visto como su negocio de ordenadores personales cada vez tiene más peso en la compañía aunque en los últimos resultados de la tecnológica no ha conseguido cumplir con las expectativas. En el último trimestre las ventas de Data Center Group han aumentado un 7%, debido a una desaceleración del gasto empresarial.

Para mejorar esta parte de su negocio, Intel ha apostado por la creación de un nuevo chip, llamado Xeon, que permite almacenar más datos en la memoria en lugar de en los discos duro y así ganar en rapidez. Con este nuevo procesador, Intel espera aumentar la demanda de clientes minoristas, aerolíneas, empresas de mercados bursátiles y tarjetas de crédito que necesitan procesar de forma instantánea grandes cantidades de datos