Política Sectores

Izquierda Plural acabó las elecciones europeas con una deuda de 350.000 euros

La coalición electoral Izquierda Plural acabó las elecciones europeas de mayo de 2014 con una deuda de casi 350.000 euros con sus proveedores, más otros 1.500 euros con Hacienda, lo que acabará implicando un incumplimiento de la ley electoral (LOREG). En la misma situación se encuentra la alianza Primavera Europea que encabezaron Compromís y Equo, en su caso por más de 370.000 euros. Así se recoge en el informe de fiscalización de los gastos de los partidos en las últimas elecciones europeas que el Tribunal de Cuentas acaba de remitir a las Cortes.

Izquierda Plural, que sumó a partidos como IU, ICV, Confederación Los Verdes, Anova y Batzarre y que logró seis escaños en el Parlamento Europeo, remitió al órgano fiscalizador un resumen de sus cuentas electorales en el que declaraba 5,4 millones de recursos, la mayoría por operaciones de endeudamiento.

En su informe, el Tribunal de Cuentas indica que la coalición, una vez concluido el proceso electoral, tenía una deuda de casi 350.000 euros con proveedores pero ya no contaba con fondos en las cuentas bancarias creadas específicamente para este proceso electoral, como establece la legislación.

Esto hace que, según señala el órgano fiscalizador, la coalición tenga que pagar estas deudas recurriendo a sus cuentas ordinarias o aportando nuevos fondos a las cuentas creadas para las elecciones. Ambas opciones incumplirían diferentes artículos de la LOREG.

Además, a pesar de haber abierto estas cuentas bancarias específicas para el proceso electoral, pagó casi 35.000 euros en dinero en efectivo, incumpliendo de nuevo la ley electoral. También pagó en efectivo una factura de 3.950 euros cuyo importe además fraccionó en varios pagos, no respetando en este caso la ley sobre prevención del fraude fiscal.

Además, el Tribunal de Cuentas avisa a Izquierda Plural de que no puede financiar como subvención electoral más de 28.000 euros correspondientes a encuestas electorales y estudios sociológicos. Pese a todas estas deficiencias, en su informe de fiscalización el Tribunal de Cuentas decide no proponer ninguna reducción de la subvención electoral que corresponde a la coalición en función de los seis escaños obtenidos.

DEUDAS DE PRIMAVERA EUROPEA Y CEU

También finalizó el proceso electoral con deudas la coalición Primavera Europea, en su caso por 372.000 euros, lo que también llevará a la alianza de Compromís, Equo y CHA a tener que incumplir la ley electoral.

El informe del Tribunal de Cuentas revela que Primavera Europea también tiene pendientes de pago sueldos y salarios por casi 14.500 euros, deudas con Hacienda por 3.900 euros y con la Seguridad Social por 7.350 euros. Mientras, en sus cuentas bancarias electorales sólo tenía disponibles poco más de 3.600 euros.

El órgano fiscalizador también apreció problemas de tesorería en Coalición por Europa, la alianza de CiU, PNV y Coalición Canaria. Según señala, su tesorería disponible (23.000 euros) era inferior a la deuda con proveedores (28.300 euros), aunque fue subsanado por la propia CiU, que aportó 20.000 euros aunque incumpliendo los plazos para el pago de los gastos electorales.

EUROPA PRESS