Noticias

Japón aprueba su nuevo presupuesto fiscal en 830.000 millones de dólares para 2017

El país del sol naciente, Japón, ha aprobado hoy los nuevos presupuestos para el año fiscal 2017. El Gobierno ha cifrado el gasto en 830.000 millones dólares con unos tipos de interés bajos y un yen más débil para contrarrestar el endeudamiento, según informa Reuters. Esto supone un presupuesto de gasto récord.

El presupuesto general de 97,5 billones de yenes (830.000 millones de dólares) para el siguiente año fiscal empieza el 1 de abril muestra un incremento de 733.000 millones de yenes desde el plan inicial, debido a un aumento de la factura de los servicios de seguridad social en un país que envejece a ritmos acelerados.

El primer ministro Shinzo Abe ha obrado este plan presupuestario para conseguir el recorte de los gastos, objetivo primordial del dirigente nipón para alcanzar un superávit presupuestario primario -excluyendo el servicio de la deuda y las nuevas emisiones de bonos- en el año fiscal 2020.

El Ministerio de Finanzas de Japón dijo que este presupuesto está orientado a reactivar la economía y lograr la consolidación fiscal. Por el contrario, los analistas dicen que se necesita una reforma a fondo del gasto para restaurar las cuentas públicas.

“No podemos depender indefinidamente de un yen débil para aumentar los ingresos dado el riesgo de los repuntes de la moneda”, dijo Takuya Hoshino, economista de Dai-ichi Life Research Institute. “Para equilibrar el presupuesto, hay que revisar el gasto a través de una reforma a la asistencia social que podría ser dolorosa para los ancianos”, agregó.

Por otra parte, la emisión de bonos del Gobierno se mantendrá por debajo de los 34,43 billones de yenes, como fue previsto inicialmente este año. Japón admite que la recaudación fiscal será positiva a causa de la mejora de los beneficios de las empresas que se sientes atraídas por el debilitamiento del yen, y por la mayor rentabilidad de las reservas en el extranjero.

El Gobierno fundamenta su previsión de los ingresos tributarios en sus proyecciones para el crecimiento nominal de la economía de un 2,5 %  y de una expansión real de un 1,5 por ciento, más optimistas que las previsiones de los economistas del sector privado.

El gabinete de Abe no está persiguiendo la austeridad, pero nuestro objetivo es llegar a un equilibrio (del presupuesto) mediante la expansión de la economía”, dijo el ministro de Finanzas, Taro Aso, a la prensa. “Nos estamos moviendo en la dirección correcta”, concluyó.