Destacado Nacional Noticias Política

José Luis Ábalos, nuevo ministro de Fomento

El nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha decidido situar al secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, al frente del Ministerio de Fomento, cartera hasta ahora ocupada por Íñigo de la Serna.

Según ha podido saberse de fuentes socialistas, Sánchez repite así el esquema elegido por José Luis Rodríguez Zapatero en su segunda legislatura, cuando situó al hombre fuerte del partido, José Blanco, en el departamento que se encarga de la obra pública.

Ahora queda saber si, como ocurrió entonces, Ábalos asumirá también la portavocía del Ejecutivo, tras llevar a cabo ya esta función en el Congreso de los Diputados, aunque en este caso para el Partido Socialista.

El nuevo ministro de Fomento nació el 9 de diciembre de 1959 en Torrente (Valencia) y es diputado desde abril de 2009, en la novena legislatura, la segunda de Rodríguez Zapatero. Sustituyó en la Cámara Baja a Inmaculada Rodríguez Piñero. Tiene la profesión de maestro y es también consultor en Cooperación Internacional.

Es uno de los hombres fuertes de Sánchez al haber coordinado junto con la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, la campaña de las elecciones primarias que llevó a aquel de vuelta a la Secretaría General de los socialistas.

En el PSOE, antes de llegar a la Secretaría de Organización, fue secretario general del PSPV de la provincia de Valencia, además de diputado autonómico y concejal del Ayuntamiento de Valencia.

También fue jefe de Gabinete del Delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, director de Cooperación Internacional del Gobierno valenciano y asesor del Ayuntamiento de Valencia.

TAREAS PENDIENTES DEL NUEVO MINISTRO

Entre las grandes medidas pendientes del Ministerio de Fomento que deja De la Serna destaca la relicitación de las autopistas quebradas que pretendía llevar a cabo antes de que concluya este año para reducir su impacto en el déficit público, puesto que su previsión era recaudar entre 700 y 1.000 millones de euros.

También debía decidir antes de que finalice este ejercicio qué hacer con las autopistas de las que vence su concesión, como la AP-1 entre Burgos y Armiñón. A este respecto, el PSOE ha abogado hasta ahora por que no sean licitadas de nuevo y pasen a ser gratuitas.

Otras decisiones que debe tomar de forma inmediata son sobre los máximos responsables de empresas públicas como Aena, Renfe y Adif. En el caso del gestor aeroportuario, su actual presidente, Jaime García-Legaz, acaba de aprobar un nuevo plan estratégico que queda en el aire, así como los planes urbanísticos de los aeropuertos de Barajas y El Prat.