Destacado Noticias Tecnología

Juan Merodio: “En 2023 todos tendremos móviles de grafeno”

 

El consultor internacional Juan Merodio apuesta claramente por el grafeno, y recalca cómo el denominado “material de Dios” acercará aún más las nuevas tecnologías a la vida cotidiana por la variedad de aplicaciones que tiene. El grafeno nos traerá teléfonos con pantallas irrompibles y planas, cámaras y vídeos de alta definición con 40 megapíxeles de resolución o discos duros con un almacenamiento 1000 veces mayor que el actual.

El último grito en telefonía va a ser a medio plazo el que traiga el grafeno. Y es que tal y como cree Juan Merodio youtube.com/juanmerodio (conferenciante y consultor internacional en España, Latinoamérica y Canadá en Marketing Digital, Management, Transformación Digital, Comunicación Política y creador del exitoso método 10 Business Factor), este nanomaterial va a a estar en los teléfonos móviles tan presente que los va a hacer aún más indispensables para nosotros. “Las propiedades de este material 200 veces más fuerte que el acero y 5 veces más ligero que el aluminio, son muy atractivas para un sector en continuo desarrollo como el de la electrónica y en especial la telefonía móvil. El resultado será que para el 2023 podamos llevar con nosotros modelos planos y que se doblen. De aquí a cinco años lo que ahora nos parece ciencia ficción será una realidad popularizada”, dice.

Asimismo Juan Merodio destaca que el grafeno, dadas las propiedades de conductividad que tiene, facilitará el Internet de las Cosas. “La fabricación de sensores con grafeno va a revolucionar sectores que a día de hoy ni nos planteamos. Gracias a dicho material, que logra una conectividad increíble, se podrán monitorizar de forma inalámbrica todo tipo de procesos sin batería y en los que la información se recopila a través de sistemas inalámbricos que serán compatibles con redes que tengan WiFi y 5G”, explica este reconocido consultor internacional.

Para finalizar Merodio recopila unos cuantos ejemplos más de lo que llegara con el grafeno tanto en telefonía como electrónica:

Sensores impresos de tamaño muy pequeño pero muy flexibles y con enorme conductividad para medir desde la luz, la temperatura o los campos magnéticos, ordenadores mucho más rápidos por su conductividad, pantallas de móviles planas e irrompibles y teléfonos deformables, baterías más pequeñas con nuevos componentes de inteligencia artificial que se cargarán en 5 minutos y durarán un mes, cámaras y vídeos de alta definición con 40 megapíxeles de resolución, y discos duros con almacenamiento 1000 veces mayor que el actual.

Y todo ello, como finaliza este experto en transformación digital, será a precios al alcance de todos. “Ya podemos disponer de baterías para recargar los móviles por 70 euros aproximadamente. Para dicha fecha a buen seguro se reducirá incluso más”.