Empresas

Juan Rosell: “La negociación colectiva es un bien común y eso hay que pagarlo”

El presidente de la CEOE ha defendido que los costes para el Estado serían “ridículos”

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha señalado esta mañana que parte de los gastos de la negociación colectiva deberían ser sufragados por el Estado aunque los empresarios no tienen intención de “cobrar ni un euro”.

En un desayuno organizado por la Confederación Española de Ejecutivos y Directivos (CEDE), el presidente ha advertido que todo el dinero que puedan recibir lo pasarán “directamente” a los negociadores del sector y a los del convenio colectivo.

Asimismo, también ha explicado que los estudios llevados a cabo por la CEOE demuestran que esos costes serían “ridículos”, y que se harán públicos “en su momento”.

Por ello, el presidente de la CEOE ha defendido con rotundidad la negociación colectiva. “Creo más en la negociación colectiva que en las reformas laborales. Si somos capaces de adaptarla a la situación, poca legislación nos hace falta”, ha afirmado.

No obstante, Rosell ha asegurado que es necesario adaptar la negociación al día a día y que las buenas intenciones no sirven. Así, propone realizar auditorías, “de la misma manera que ahora las hacemos en todo”. “Hay que hacer cosas prácticas que nos den décimas de competitividad porque en este momento no podemos perder ni una”.

Acuerdo salarial

El presidente de la CEOE también ha querido destacar que el acuerdo salarial ha sido una buena firma “con todos los peros que pueda tener”. Además, contribuirá a la creación de empleo y dará estabilidad.

En este sentido, ha asegurado que los sindicatos han dado cohesión social a España aunque deberían modernizarse, ya que muchos de los negociadores del convenio colectivo se están empezando a jubilar.

Por ello, Rosell ha defendido que se les de espacio para que se reestructuren y se adapten. “Si no hay sindicatos nos convertimos en asamblearios y así no se llega a ninguna parte”, ha afirmado.

Los empresarios quieren estabilidad

Pese a querer mantener un papel neutral ante los resultados obtenidos por los partidos políticos el pasado domingo, Rosell ha asegurado que a los empresarios lo que les gusta es “que haya estabilidad”.

No obstante, ha señalado que estarán dispuestos a negociar con quienes gobiernen puesto que “ni CEOE ni Cepyme se presentaban como candidatos, así que ni hemos ganado ni hemos perdido”.

Así, el presidente de la CEOE ha querido señalar que el papel de los empresarios se limitará a trasladar a los gobiernos todo aquello que sea necesario en beneficio de la economía española aunque haya una “mayoría, un tripartito o un heptapartito”.

Asun Infante