Opinión

Kim Jong-un, líder de Corea del Norte ¡Despedido!

Hoy la ONU ha presentado un informe sobre Corea del Norte y deja en pésimo lugar a Corea del Norte. Este escrito determina el uso del miedo y el hambre como instrumentos para manejar a la población norcoreana. La ONU ha definido estas prácticas como crímenes contra la humanidad, atrocidades conocidas por el mundo a las que no se pone un veto real desde el Tribunal Penal Internacional, ente que debería acusar formalmente al gobierno del miedo del líder, Kim Jong-un. Aunque no es el único jefe de Estado de su estirpe que ha oprimido a la población que gobierna con mano de hierro.

El informe ha sido presentado en Ginebra y deja claro el hecho de que hay casos concretos de grandes penurias de los internados de por vida en campos de trabajo, la miseria contada por los desertores que han logrado escapar de las vallas electrificadas. Incluso, hay familias enteras que sufren la represión cuando uno de sus familiares deserta o niños que solo han visto las paredes de los campos de concentración. Torturas y desapariciones, son las protagonistas en los campos de trabajo, según la ONU. Por supuesto, el joven dictador Kim Jong-un niega todas las acusaciones de la ONU y se niega a colaborar con ellos, a pesar de las evidencias que le acusan.

Uno de los dibujos hechos por uno de los refugiados norcoreanos
Uno de los dibujos hechos por uno de los refugiados norcoreanos