Empresas Internacional

La actividad de las empresas europeas se ralentiza

El crecimiento comienza a ser más moderado. La actividad de las empresas de la eurozona se ha ralentizado durante el segundo trimestre del año, registrando el menor ritmo de crecimiento desde finales de 2014. Asimismo, según el PMI compuestos, el promedio descendió una décima hasta los 53,1 puntos, sugiriendo un crecimiento del PIB de la región del 0,3%.

“La economía de la zona euro no logró ganar impulso en junio, cerrando un segundo trimestre decepcionante”, afirmó Chris Williamson, economista jefe de Markit,

En el mes de junio, el índice PMI se mantuvo estable en los 53,1 puntos. Esta situación fue consecuencia de la desaceleración de 0,5 puntos en los servicios, la cual se ha compensado con el crecimiento en el mes de mayo 1,3 puntos en el sector manufacturero.

“Los datos sugieren que la fuerte recuperación observada en los datos oficiales del PIB en el inicio del año puede haber sobreestimado la ‘salud’ subyacente de la economía, y un crecimiento más lento parece probable en el segundo trimestre”, añadió Williamson.

Una lectura del índice PMI por encima de los 50 puntos implica un incremento de la actividad, comportamiento que se ha registrado en cuatro de los países miembros. Estos son Alemania (54,4), Italia (52,6), España (55,7) e Irlanda (59,2). Por la contra, Francia se mantuvo por detrás del resto con 49,6 puntos, un hecho cuyo origen se encuentra en la nueva caída de los pedidos en territorio de contratación.

Con estos datos, Francia ha recortado personal por segundo mes consecutivo mientras que Alemania, Italia y España registraron fuertes aumentos de la contratación, principalmente en los sectores servicios y manufacturero.

 Las consecuencias del Brexit

La evolución de la economía de la zona euro se verá perjudicada por el resultado de la consulta británica sobre la permanencia o no de Reino Unido en la Unión Europea porque todas las respuestas de las encuestas de junio procedentes del sector manufacturero y el 90% de las del sector de servicios se recibieron antes de conocerse el resultado del referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la UE, por lo que cualquier impacto potencial del “Brexit” aún está por aparecer”, explicó Williamson.