Economía

La actualidad política marcará la tendencia de los mercados en 2016

A menos de un mes para que comience el nuevo año, los analistas bursátiles comienzan a publicar las previsiones del mercado para 2016, que estará marcado por la actualidad política a nivel mundial, ya que el 2015 ha dejado temas pendientes sin resolver.

Uno de estos países en el que la política podría marcar el devenir de los mercados es España, que tiene a la vista varios frentes abiertos, según BNY Mellon Investment Management.

La independencia de Cataluña ha hecho daño

Por un lado, España debe enfrentarse al debate independentista catalán, que ya afectó al mercado de deuda antes de las elecciones de septiembre y que, según la gestora, continuará “generando titulares”.

No obstante, los expertos consideran que el debate sobre la situación de Cataluña ya no tendrá “más impacto” sobre los bonos soberanos españoles.

Cataluña no será la única región con anhelos separatistas de Europa, ya que tal y como advierten los analistas de BNY, todavía está pendiente que Reino Unido celebre un referéndum para decidir si finalmente abandonará la Unión Europea.

Según BNY, Francia y Alemania presionarán para que la consulta de Reino Unido se haga en 2016 y no en 2017, año en el que los franceses y alemanes celebran sus elecciones presidenciales.

Además de la cuestión de la continuidad de los ingleses en la UE, los analistas también creen que Grecia podría ser otro foco de atención.

Su salida del euro podría volver a acaparar la actualidad de 2016, y generar de nuevo tensión en los mercados, ya que “las medidas de austeridad y recortes que debe aplicar el país heleno tras pactarlas con sus socios acreedores son impopulares”, por lo que persiste la posibilidad de que no se apliquen.

Con este escenario de incertidumbre sobre la composición de Europa, la volatilidad planea sobre los mercados de la renta fija y variable en 2016.

En este 2015 que ahora finaliza, los mercados sufrieron momentos de tensión, ya que durante las negociaciones entre Grecia y sus acreedores, los inversores llegaron a barajar la posibilidad de que el país heleno saliera del euro.

Los países emergentes

En este escenario, los analistas de BNY no se olvidan de los países emergentes que también han sido protagonistas del vaivén de las bolsas en 2015, ya que la depreciación de más del 50 % del real brasileño ha dejado “sin margen de maniobra” al país carioca, un hecho que podría afectar de nuevo a los mercados en 2016.

Un caso muy diferente al de México, que aunque cuenta con una “fuerte dependencia de la política fiscal y monetaria de EEUU”, cuenta con una moneda flexible, un factor que ayudará al país a afrontar “con mayor éxito que Brasil” los problemas de los emergentes.

Fracaso en la política monetaria de Estados Unidos

En Norteamérica, los expertos de BNY señalan que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha fracasado a la hora de normalizar la política monetaria tras siete años de tipos nulos, un hecho que en 2016 no pasará desapercibido para los inversores que pueden cuestionar la eficacia de la compra de deuda de los bancos centrales.

Para la gestora BNY, la política económica de los bancos centrales ha tenido un efecto contrario a lo que estaba previsto y es probable que tenga un impacto negativo en el apalancamiento, lo que provocará volatilidad y mayores impagos.

EFECOM