La AEB niega un “recalentamiento” inmobiliario

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, negó hoy categóricamente que en España se esté produciendo un “recalentamiento” inmobiliario aunque consideró factible que el Banco de España pida más capital ligado a dicho riesgo.

Así lo indicó durante un seminario organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (Apie) en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander con el patrocinio de BBVA, después de que el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, desvelase que es un motivo de preocupación para el supervisor europeo.

Guindos indicó que el BCE ha identificados países y zonas “donde existe una sobrevaloración” y ha pedido medidas como la activación del colchón anticíclico. En el caso de España refirió que se ha creado una autoridad macroprudencial y mostró su convicción de que “de que estará analizando la situación” y, junto al Banco de España, “tomarán las decisiones adecuadas” llegado el caso.

Al ser cuestionado al respecto, el presidente de la AEB negó la mayor. “No estamos observando un recalentamiento como se puede dar en otros países europeos”, descartando que la banca española se estén planteando por tanto ningún tipo de restricción “porque no lo observamos”.

A título ilustrativo indicó que, más bien al contrario, los precios se encuentran “muy por debajo de los niveles precios a la crisis” y a la burbuja y las familias y empresas continúan desapalancándose, lo que impide que el negocio del crédito o stock crezcan todavía.

Según indicó uno de los ratios más importantes que hay que mirar para decidir dicho colchón es la relación entre el crédito y el PIB, y “en España estamos todavía muy por debajo de los niveles de alarmas”

Sin embargo, admitió que podría ser una “realidad no muy lejana” la posibilidad de que el Banco de España acabe dando el paso marcado por otros supervisores. “Viendo el entorno y lo que han hecho otros países no nos debería sorprender que en algún momento se active ese 0,25%”, indicó en referencia al colchón anticíclico que han decidido fijar, por ejemplo, los supervisores de Alemania y Holanda recientemente.

No obstante, le restó importancia ya que el Banco de España acaba de fijar dicho colchón en el 0%, de forma que una medida así no llegaría hasta finales de ejercicio y sería, en todo caso, para acopiar dichos recursos propios a lo largo del año 2020. A su juicio, el impacto “no sería demasiado exigente” porque solo habría que acumular el colchón sobre los negocios generados en España y no sobre la actividad internacional, aunque “sería otro clavo más en el tablón”.

Durante su exposición sí reconoció que puede haber sobrecalentamiento en algunas ciudades, “en zonas muy precisas como Madrid y Barcelona”, donde dijo que lo que se deberían arbitrar es medidas para fomentar la oferta y eso correspondería a los ayuntamientos o administraciones públicas y no a la banca.

El presidente de la AEB consideró que ese “recalentamiento” a escala europea “es una consecuencia de los tipos tan bajos y prolongados en el tiempo”, ya que genera una inflación de los precios inmobiliarios al producir “cierta exuberancia financiera”.

ENFRENTAMIENTO POR LOS TIPOS BAJOS

Roldán quiso eludir el debate directo con el BCE sobre la bondad o perjuicio de los tipos al cero por ciento en la banca, pero sí se alineó con el resto de los banqueros en señalar que deteriora sus márgenes.

“El BCE tiene que hacer lo que considera necesario”, indicó aclarando que el cometido del organismo es mover la política monetaria en función de los riesgos que sobre la desaceleración económica y la inflación observe.

Eso no obsta, añadió, para sostener que los tipos al cero “no son bueno para los márgenes bancarios” porque baja la rentabilidad del activo –crédito- mientras el pasivo –depósitos- no se puede abaratar, ya que descartó que la banca vaya a empezar a cobrar por el ahorro de sus clientes. “En la rentabilidad de los depósitos a la clientela el límite es cero. Cuando más bajan los tipos de interés más se estrechan los márgenes”, insistió.

A juicio de Roldán los tipos de interés negativos “son un contradiós” que además penaliza el ahorro en un mal momento porque con el envejecimiento de la población debería estar haciéndose hucha y lo que estimula el precio del dinero al cero por ciento es el consumo.

Para cerrar el debate animó a mirar a los mercados, que son “los árbitros”, y su reacción a la baja cono los valores bancarios cuando se ha anunciado una prolongación de la política expansiva porque afectará a los resultados de los bancos.

Roldán criticó el “contradictorio” proceder de las autoridades que a la misma vez que “están obligando a prestar” a familias y empresas para reactivar la actividad y la economía, exige a los bancos “cada vez más capital” por los riesgos que asume precisamente al dar dicha financiación.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies